sábado, 18 de mayo de 2013

Puentes rotos

[PARADA DEL COLECTIVO 236 ( laferrere-moron) ESQUINA DEL MAC DONALDS (laferrere)
LA FOTO LA TOMO UNA CHICA EL LUNES PASADO]



 ANATOLE FRANCE, DIJO ALGUNA VEZ..."EN FRANCIA SOLO HAY LIBERTAD ...PARA MORIRSE DE HAMBRE BAJO LOS PUENTES"...




La imagen y las palabras que anteceden a este escrito no son mías...La ví mientra recorría las "noticias" del muro de este perfil de Facebook y me quedé pensando en cómo nuestro país o nuestra sociedad ha descendido en la calidad de vida de sus habitantes, y en los valores hacia la niñez de nuestras instituciones.
Supongo que niños en la calle hubo siempre, pero creo que en la actualidad se ven niños que sobreviven como animales en una jungla, a cualquier precio y que han perdido esa inocencia que caracteriza a cualquier chico. Esta imagen, tomada por una transeúnte de una localidad del Gran Buenos Aires, muestra la crueldad en la que vivimos y en el doble discurso político que no se condice con esta realidad.
Estos chicos estan durmiendo en la vereda de una casa de comidas rápidas. Tan rápidas como la vida que viven en la calle, viendo como otros entran, comen, y ellos tal vez sólo esperan alguna sobra, alguna limosna, o simplemente (y disculpen el pensamiento) la oportunidad de robar a algun cliente para poder saciar un hambre mayor que el del estómago.
De estos chicos, evidentemente, no se ocupa nadie. Ni el estado, que debe creer que con una asignación mensual acalla su consciencia y, cual Poncio Pilatos, se lava las manos de todas las responsabilidades. Ni los padres, que evidentemente, no saben ni quieren saber, o no les interesa, en dónde están sus hijos, o qué están haciendo.
Cuando vemos en los diarios o informativos y nos enteramos de esas noticias que nos hacen abrir los ojos asombrados, porque nos cuentan que un chiquito de siete, ocho o nueve años participó de un robo (no nos olvidemos de que en Mar del Plata hace varios años un niño de menos de diez años asesinó a un jubilado de un tiro cuando quiso robar una farmacia), viendo estas imágenes no tendríamos que asombrarnos...Esos jóvenes delincuentes, son los mismos a los que los organismos estatales que DICEN proteger a los niños, los ignora, los olvida, los deja de lado y luego no asumen sus responsabilidades cuando realizan un delito extremo con la excusa estúpida y cobarde de que "producto de una sociedad que no los incluye ni socializa".
¿No son ellos, centros de contención, asistencia o lo que sea, quienes deberían haber hecho algo antes de que estos chicos toquen fondo? ¿No es el estado, desde la misma justicia, quienes deberían intervenir cuando un chico está en situación de calle, sin protección, sin alimentación, expuesto a las drogas o a adultos que los abusen?

Hace tiempo que en nuestro país los puentes son el "comedor/living/dormitorio" de chicos que han perdido su infancia. Y nuestros funcionarios no dejan de lado sus vidas opulentas, con sueldos obscenos, aplaudiéndose muturamente por pagarles a los niños carecientes apenas 250 pesos mensuales, que ni siquiera les alcanza para pagarse un litro de leche y algo de pan por día, o regalándoles netbooks cuando tal vez no tienen en donde recargar las baterías...Igualmente, estos chicos que vemos aquí, en estas imágenes tristísimas, muy probablemente ni siquiera lleguen a ver un centavo de la asignación (no) universal por hijo, porque es casi seguro que ellos no cumplan con el requisito básico de asistir a la escuela o tener al día sus certificados médicos...

Y, cómo estos chicos de Laferrere, muchos otros, en el interior del país, viven aislados de las "políticas sociales" porque ni sus padres tienen conocimientos de ellas. Chicos tan argentinos como cualquier otro, que por pertenecer a una población originaria o vivir en lugares alejados de toda civilización, ni siquiera cuentan con su documento de identidad. No es casualidad que en muchas provincias aún existan gravísimos índices de desnutrición infantil, que el gobierno se encarga de desmentir rápidamente o de inventar excusas que los dejan mal parados, pero sin hacer nada por modificar ni un poquito su situación. Aquí mismo, en nuestra ciudad, hemos visto cómo los comedores barriales cada vez sufren más recortes en las partidas presupuestarias que envían los distintos responsables del área (sea nacional, provincial o municipal) y que muchas personas anónimas colaboran pidiendo por las mismas redes sociales elementos para darles a muchos chiquitos una oportunidad de tener un rumbo diferente (gracias a dios, ante muchos puentes rotos, siempre existe alguna mano extendida para ayudar a otros desinteresadamente).

Quisiera que alguna vez estas imágenes dejen de circular, no porque una "miopía mental" se niega a verlas asqueada...si no por el simple hecho de querer que no haya más chicos en la calle durmiendo a la sombra de una hamburguesería o pidiendo una moneda en un semáforo o exponiéndose al pegamento a dos cuadras de la municipalidad a las cinco de la tarde...Quisiera que, alguna vez, la "buena gente" que nos gobierna en todos los niveles, en lugar de reducir partidas presupuestarias de escuelas, comedores y hospitales, se recorten los sueldos hasta lograr que el país tome el rumbo que necesita y merece...Quisiera, alguna vez, tener un mundo mejor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario