jueves, 5 de enero de 2017

Imputabilidad versus demagogia.



El tema no es nuevo. Cada vez que un chico cuya edad esta por debajo de los 16 años comete un delito grave, se genera en la sociedad un tira y afloja entre quienes piden bajar la edad de imputabilidad para procesar a un chico por un delito y entre quienes miran para otro lado,  diciendo que esa no es la solución,  pero tampoco proponen formas o soluciones posibles para tratar la delincuencia juvenil.

Estos chicos, que hoy tienen menos de 16 años, son los que crecieron durante la "década ganada". Son los pseudobeneficiarios de la asignación por hijo, ya que muchos de estos jóvenes están fuera del sistema educativo ( presentar certificado de estudios es uno de los requisitos) y perdieron ese beneficio al dejar de concurrir a la escuela.  Ni hablemos de certificados médicos.

Muchos de esos planes cayeron debido a que los mismos padres no se interesaron en hacerlos acudir a la escuela. Y, evidentemente,  nadie de ninguna institución durante los últimos años, buscó averiguar por qué "Juancito" fue quitado del programa que le otorgaba una pequeña suma de dinero.

Desde 2009, cuando se implementó,  no se enviaron asistentes sociales a los domicilios declarados por los padres de estos chicos para saber si estaban vivos, en qué condiciones se encontraban, ni las razones sobre su deserción escolar. Simplemente dieron de baja el número y siguieron de largo.

Estos chicos, que hoy tienen 12, 13, 14 años, llegan a la edad de 18 enredados en un submundo criminal. Para ellos es natural robar, arrebatarle  a otros lo que fuera (desde nada hasta la vida) y seguir como si nada porque les explicaron claramente sus derechos, pero parece que se olvidaron de sus obligaciones.

Hoy, a raíz de un crimen cometido por un menor, el tema vuelve a reavivar la polémica. Y quienes tienen el deber de legislar, se agarran de los debates para hacer lo que no hicieron durante años. Porque, señoras y señores, salvo excepciones, son los mismos que ocuparon bancas como diputados y senadores desde hace mucho tiempo. Y renuevan sus puestos para no perder sus beneficios. Hoy levantan la bandera para bajar la edad de imputabilidad y, mañana, cuando la memoria se diluya, dirán todo lo contrario porque simplemente queda mas bonito.

Mientras tanto, no hacen nada.  No le ponen el cascabel al gato. No dicen lo que piensan porque no queda "políticamente correcto" pero su inercia hace que todo quede igual.

Mientras unos y otros se pelean porque quien sufrió la pérdida de un ser querido expresa su enojo, su rabia, su dolor y quien está mirando desde otra vereda lo trata de criminal, sintiendo conmiseración por esos chicos "estigmatizados", los políticos hacen que esos chicos sigan en la calle, a la buena de dios, expuestos a drogas y a la muerte.

Mientras deciden que queda mejor,  no hacen, como no hicieron durante mucho tiempo. No se construyeron cárceles,  pero tampoco se invirtió en educación.  No se implementaron soluciones para los pibes que nacieron en hogares dónde la droga, el alcohol y la violencia son moneda corriente.

Se los sigue dejando bajo el cuidado de irresponsables, so pretexto de mantener los lazos biológicos y se los deja ser víctimas de la violencia, expuestos a los excesos y haciéndoles creer que "eso" es "normal". Se dijo que estigmatizaban a estos niños por exigirles responsabilidades escolares y se les permitió que creyeran que estudiar y aprender no era importante.  Y se los estigmatizó el doble, porque a medida que crecieron les faltaron herramientas para poder salir adelante honestamente.

A ellos matar no les importa, porque hay entre nosotros una generación que no cree que exista mañana. Vive hoy, hace hoy, se excede con bebidas y narcóticos porque huye de su realidad y porque sabe que, en ese mundo en el que vive,  la ley de supervivencia grita que las oportunidades las tiene quien dispara primero.

Hoy vemos las consecuencias de todo eso. Del abandono por parte del Estado, que eligió no hacer por tal de quedar bien y huir de una imagen "represora", provocando una anarquía de la cual será muy difícil salir. Ponerle el cascabel al gato es ponerse en el lugar del otro, de todos los otros. Y elegir lo más conveniente para la sociedad, no para ganar la próxima elección.

Si alguien tiene consciencia de que lo que hace está mal, debe pagar su crimen con una condena justa. Deben prepararse a quienes cuiden y controlen que estas se cumplan. Y PREVENIR cuidando que los niños vivan en un ambiente para seguir siendo niños. No para que aprendan a ser criminales.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Mientras tanto...cuídate.



Mientras se hacen marchas por Lucías, por Marías, por Jazmines, por Wandas y por tantos nombres más...cuídate.

Porque mientras se reclama, muchas mujeres siguen desprotegidas al lado de alguien que las maltrata.

Porque más allá de los logros que se obtengan, nunca vas a saber si el tipo que conociste es una buena persona o un loquito, que un día va a atacarte sin que vos entiendas nada.

Mientras tanto, mirá a tu alrededor. Fíjate en gestos, en actitudes. Mientras tanto hacele caso a tu sexto sentido y si te da alguna alerta, abrí más los ojos.

Mientras tanto, cuídate y si vas a salir con alguien, avisale a una amiga, a tu hermana, a tu vieja si tenes la confianza suficiente. Protegete porque las leyes tardan en llegar, porque el patrullero puede estar lejos y vos podes no tener acceso a tu teléfono.

Mientras tanto, pásalo bien, pero se inteligente, dejá huellas, un rastro, que te sepan contenida, cuidada, que piensen dos veces antes de hacerte algo.

Mientras tanto...aprendé defensa personal, técnicas para repeler un ataque, descubrí el poder de tus rodillas, de tus codos, de tus dientes, del mas poderoso grito que salga de tu garganta.

Mientras tanto...alejate del tipo que te bardea, del que te clava el visto, del que te llama cuando se le canta y cuando se le calienta. Huí del que te humilla como broma delante de sus amigos y te trata de amarga u ortiva porque la bromita no te hace gracia.

Mientras tanto, salí corriendo si te levanta la mano, si te lastimó, si te obligó a hacer algo que no te gusta, si sentís que te degrada, que te falta el respeto, si te amenaza.

Mientras tanto, salvate. Porque hay situaciones en las que sólo vos vas a poder defenderte, solo vos vas a poder huir, solo vos vas a tener que rescatarte...porque las leyes, las órdenes de restricción, las marchas de nada van a servir si volvés con el que te agrede, con quien ya te maltrató y te juró que nunca más lo hará, que esa fue la última vez, que vos lo ponés así y sos la culpable de sus reacciones. Ahí no hay ni una menos,ni para que no te pase, ni nada que le impida hacer lo mismo, o hacer algo peor.

Crea un círculo de confianza, contales tus pasos, protegete. Se tú propia guardiana...mientras creamos una generación de hombres menos violentos, más respetuosos. Y esto también va para vos, pibe, porque no estás exento de encontrarte con alguien dispuesto a robarte tus sueños y tu vida.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Esos raros "pibes buenos".


(Antes que todo, este escrito no tiene la intención ni de hacer leña del árbol caído, ni de caerle simpático a nadie, simplemente es la traslación de una serie de reflexiones hechas entre amigas, luego de los sucesos de inseguridad ocurridos en estas semanas).

Alguien, en lo sucesivo "el delincuente", intenta asaltar a otro alguien, en lo sucesivo "la víctima". En ese hecho, la víctima, que tras sufrir muchos robos adquirió un arma para defenderse, mata al delincuente. Tras lo ocurrido, la familia del delincuente amenaza a la víctima y a su familia. En algunos casos anteriores, la víctima ha tenido que cerrar su comercio y hasta mudarse de ciudad, porque nadie le garantizaba que pudiera impedirse una venganza de parte de la familia del delincuente.

Y prefiero referirme a "victima" y a "delincuente" simplemente porque tanto el médico de gran Bueno Aires, como el comerciante de Mar del Plata, sólo son dos casos que resonaron en los medios, y no porque sean los primeros casos de legítima defensa.

La victima sufre amenazas por las redes de parte de la familia del delincuente. En el caso del médico, hasta ahora no hubo retractación, en el del comerciante, si. Y ahí es donde quiero detenerme.

Leo una nota que sale en un medio, en donde el padre del delincuente pide disculpas y asegura que no van a hacer nada en contra del comerciante, su familia o su negocio. Dice que su hija escribió una boludez, que está arrepentida. Y que es mejor apagar la mecha, que esto no siga, que necesita que su hijo descanse en paz. Comprensible. Sin embargo...

Sin embargo leo que el padre habla de la "maldita droga", que su hijo era un "pibe bueno", solidario, que cayó en el vicio (lo del pibe bueno lo he leído más de una vez haciendo referencia a un delincuente muerto en algún enfrentamiento), y muchas cosas más.

Entiendo su dolor de padre, entiendo el dolor de la familia y entiendo que el pibe era "bueno" con su entorno. Pero tambien entiendo que el pibe caminaba con una 9 milímetros de verdad, cargada con balas de verdad, y que salió a matar "de verdad". Entiendo que el pibe tenía antecedentes penales. Entiendo que el hermano, que por lo que leí tambien ha tenido conflictos con la ley, debe ser otro "pibe bueno", que también está armado.

No se ustedes que me leen que opinarán. Quizás hasta este momento piensen horrorizados que solo estoy pegándole a un pobre hombre al que le mataron al hijo. Que me encarnizo con él. No, pero leerlo decir varias veces "la maldita droga", leyendo sobre el contexto de la vida de estos chicos, me sale preguntarme cuán cómodo es culpar a la maldita droga de la ausencia de valores en la educación de los pibes.

Porque en este, y en otros casos, no es un sólo hijo que está en el mal camino. Se de familias excelentes, trabajadoras, honestas, a las que un pibe se le escapa de las manos. Porque fueron mas flexibles con él. Porque era el famoso piel de Judas incontrolable. Sin embargo, cada vez veo más familias con "pibes buenos" dedicados a la delincuencia.

Los hijos de una amiga hablan de este chico en particular y repiten el mismo latiguillo, que era un pibe bueno. Mi amiga sufrió el abandono de su marido cuando sus hijos eran pequeños. Los crió sola. Los educó como pudo. Hoy sus hijos son dos hombres que se levantan a las 5 de la mañana para ir a trabajar, a ganarse honestamente la vida. Ninguno usa armas. Ninguno cayó en las drogas, considerando que el contexto familiar lo podría permitir, debido a la ausencia paterna, el sentimiento de abandono y todas las excusas que podamos poner.

Mi propia familia vivió una situación similiar. Y mi hermano, cuando se vio sin trabajo, se armó un carro y salió a juntar cartones, botellas, metales, y los vendía. En lo personal odiaba que se dedicara a esa actividad, no porque sintiera vergüenza, sino porque conocía la capacidad que tenía y me daba mucha rabia que la desperdiciara. Pero tambien me enorgullece decir que nunca salió a robar. Que jamás tuvo un arma en sus manos, por más desesperado que estuviera. Que buscó ganarse la vida haciendo toda clase de changas. Y que, afortunadamente, nunca cayó en la "maldita droga". Pudiendo. Teniendo miles de oportunidades a mano. Proviniendo de una familia fracturada. Como los hijos de mi amiga. Como los hijos de muchas familias que inculcaron algo que, parece, no abunda hoy en día: VALORES.

Que me disculpen quienes crean que mi postura es muy radical. Pero a los pibes buenos los veo en las escuelas, aprendiendo como pueden y haciendo un esfuerzo por superarse; los veo en cientos de lugares de trabajo, muchas veces en negro, sin las medidas de protección necesarias, poniéndole horas para ganar un peso más, sacrificándose para obtener el día de mañana una oportunidad mejor. A muchos pibes buenos los veo lastimados o muertos por un delincuentes que los asaltó para robarle un celular, las zapatillas, el auto y a veces hasta nada, porque los delincuentes ya cruzaron la línea y algunos matan por matar, para lograr consideración dentro de la banda o frente a otros delincuentes.

A muchos pibes buenos los veo en las guardias de hospitales, corriendo apurados con una camilla, para salvarle la vida al que viene con un balazo, una cuchillada, sin preguntar si es víctima o delincuente y sufriendo los aprietes de familiares y amigos, operando contrarreloj. A muchos pibes buenos los veo enseñando en escuelas rotas, dándoles de comer a los chicos que ellos esperan que mañana sean hombres de bien.

Por eso, tal vez, me resulte incomprensible entender que sólo se culpe a la "maldita droga" por el proceder de estos "pibes buenos".

jueves, 11 de agosto de 2016

Lo que Cordera nos dejó...




Ante todo, quien suscribe estas líneas repudia cualquier clase de violencia física, verbal, emocional y psicológica, venga de quien venga y mucho más si es expresada por los llamados "formadores de opinión", "líderes de masas" o quien fuera que tenga seguidores en forma masiva.

Como especie que somos, hemos evolucionado bajo el lema de la supervivencia del más apto. Y ser el más apto para subsistir en un mundo en el que de otra forma habríamos sucumbido, implica desde ser el más hábil e inteligente en crear las condiciones necesarias para esa supervivencia, como en ser el más fuerte o violento, venciendo al enemigo que nos enfrenta con, tal vez, la única herramienta que tenemos a nuestro alcance, y que no siempre es la mejor.

Pero eso podría justificarse al comienzo de los tiempos, cuando el poder de raciocinio, esa maravilla que nos diferencia...perdón...DEBERIA DIFERENCIARNOS de los animales aún no había realizado su completo desarrollo, cuando los seres humanos aún dudábamos si movilizarnos en dos o en cuatro patas.

La humanidad avanzó, la ciencia ha logrado dividir la más pequeña de las formas conocidas gracias a los potentes microscopios y hemos logrado llegar a otros planetas o investigar con sondas cuáles tienen condiciones semejantes a las de la Tierra, para averiguar cómo comenzó "la vida".

Sin embargo aún no hemos podido combatir la violencia, con todo el raciocinio del mundo, aún existen seres primitivos que permiten que sus instintos los dominen y busquen satisfacerlos mediante la brutalidad y el dominio del otro.

Las palabras de Cordera son un ejemplo de lo que muchas veces se dijo en este espacio sobre otros temas: "las leyes sirven si se usan para que castiguen al otro, porque yo hago lo que se me canta". Y, más allá del famoso "contexto" en el que el músico prentende ubicar sus palabras, lo que dijo pegó profundamente en una sociedad en la que cada 37 horas muere una mujer víctima de violencia "de género", sin contar con las invisibilizadas victimas de violación, muchas de las cuales no realizan la denuncia por vergüenza, ni las que soportan humillaciones y malos tratos y, por diferentes causas, no han dado el primer paso para salir de esa situación.

Pero las palabras pegan más cuando quedan ahí, dando vueltas, sin solución, porque en definitiva Cordera exteriorizó lo que muchos piensan. No por nada el negocio de la prostitución, la trata de blancas, el secuestro de menores para satisfacer "pedidos" de clientes del ramo sigue en auge y parece imposible de controlar.

Sin embargo, el fuego no se apaga con fuego, y de repente recordé las pintadas que el Encuentro Nacional de Mujeres realizado hace un año en Mar del Plata, dejó por la mayoría de los espacios en donde estuvieron reunidas o marchando. Y muchos nos asombramos e indignamos cuando las noticias reportan iglesias quemadas en otros países, pero las mujeres que reclamaron por sus derechos en esa oportunidad, no se pusieron a pensar en las palabras que ilustran esta nota, "la única iglesia que ilumina es la que arde". Tampoco pensaron en cómo puede caer la frase "muerte al macho", considerando así a sus congéneres, sin mencionar los destrozos, las pintadas que AÚN subsisten en las paredes de la ciudad, todo bajo el lema de combatir la violencia!!!

La mejor forma para combatir la violencia es EDUCANDO en la tolerancia y el respeto. Seas hombre o seas mujer. Nadie puede pedir que se mate a otro o que se queme un lugar al que concurre gente por su fe. Porque esas palabras plasmadas tanto por ilustres como por desconocidos, incentivan a cometer un delito para detener otro delito.

Desde las palabras se naturaliza el delito, y se blanquea que "no pasa nada", ya sea por la lentitud de la justicia, o por estar viviendo en una sociedad cuyos valores y costumbres han sufrido un corrimiento de límites en el que muchos no saben (o prefieren hacer que no saben) que lo están haciendo. Si nos remitimos a las palabras de Cordera, "si me hablás de los derechos no te escucho porque no creo en las leyes de los hombres, si en las de la naturaleza", deberíamos pensar que podemos salir a la calle con un arma y matar libremente a quien se nos cruce porque así lo sentimos, renegando de las leyes que nos ordenan como sociedad? ¿Cruzamos semáforos en rojo porque esa convención nos aburre y no asumimos las consecuencias porque la naturaleza nos dijo que la velocidad está buenísima y justo la luz roja no va a impedirnos vivir la adrenalínica sensación de ir a 150 kms/h en una avenida a las 5 de la tarde?

Las leyes existen para que los ciudadanos vivamos ordenadamente, para diferenciarnos de los animales que realizan sus necesidades básicas en plena calle, porque ellos no sienten pudor o vergüenza, sentimientos que si poseemos los seres humanos. La rebeldía de protesta, esa que quema, destruye, rompe, no sólo paredes o vidrios, sino tambien costumbres y leyes, es simplemente idiotez, descender a la animalidad más baja y triste que como especie podemos sentir. Es tirar a la basura cientos de años de crecimiento como humanidad.

martes, 2 de agosto de 2016

La ciudad, espejo de los marplatenses (de algunos, en realidad).

Todos los veranos los residentes nos quejamos de la suciedad que dejan los turistas en las costas y paseos públicos. Sin embargo, la ciudad tiene sus focos de suciedad DURANTE TODO EL AÑO, y eso es un reflejo de los ciudadanos permanentes, que esperan a que otro limpie o haga algo con los residuos. Algo que, por lo visto, el ciudadano no está dispuesto a hacer.

En las imagenes que acompañan este escrito puede apreciarse diferentes lugares, en donde "la mugre" abunda. Una de ellas mi propio vecindario, en donde, como consecuencia de la obra de cloacas y agua corriente que se están ejecutando hace un par de meses, el camión recolector de residuos no pasa "por la puerta" y las bolsas se acumulan en los cestos sin que a ninguno de los habitantes se les mueva una neurona para caminar una cuadra y media hasta la calle por donde sí pasa el famoso camión y deshacerse de sus residuos. Al decir de una de mis vecinas al decirle sobre la cantidad de bolsitas que adornan su casa, la respuesta fue "están llenas de gusanos, ¿sabés que asco es tocar eso?"

Si, se el asco que es verlo, imagino el tocarlo! Sin embargo, parece que los bichos que se acercan a estos adornos indeseables no les dan ni asco, ni les preocupa las posibles enfermedades que les puedan transmitir. Los roedores se están haciendo un festival y en mi casa somos unos insensibles que no compartimos el espíritu proteccionista de mis vecinos hacia esta especie.






Otro sector de la ciudad que luce el desparramo de los residuos vecinales es la famosa "canchita de los bomberos", lugar por el que los vecinos hicieron tanto ruido al enterarse que en ese predio se ofrecería para las viviendas del plan PROCREAR, razón por la cual la canchita recibió el cuidado y la dedicación de quienes viven en las cercanías, cortando el pasto, plantando árboles y cuidándola, hasta que se desistió de su uso para la construcción de las casas, con la idea de que sea un espacio verde y recreativo...Pero, todos somos cómodos, la gente se olvidó de seguir cuidando la canchita, dejó de cortar el pasto, y además, tira los restos de sus residuos, con el riesgo de que los niños que juegan allí se lastimen o enfermen. SUS PROPIOS NIÑOS.





Barrio periférico, pero zona de viviendas. Esto no ocurre en el medio del campo, en donde no existe la posibilidad de que alguien se tropiece con el desparramo de objetos en desuso, cajas, latas, botellas, colchones y demás que se acumulan en estas esquinas...por las que les aseguro no circula ningún turista...no, tampoco en verano, a menos que vaya a visitar a un familiar y supongo que se irá corriendo a las playas lo antes posible.





Los fondos de una sucursal bancaria tampoco escapan a la triste realidad del "qué me importa ensuciar, total yo no vivo acá" y dejan en la vereda los paquetes de yerba y envases de rotisería que desconocen haber pasado por una bolsa de residuos, ya sea negra, verde, amarilla o transparente, y suman a que los bichos se junten y desparramen más lo que allí se arrincona...sin mencionar las ramas que por el estado de las mismas, no fueron cortadas hace poco tiempo. Si me permiten una pequeña disgresión, el ente denominado "espacios verdes", esos que se supone se dedican a levantar los restos de poda que los vecinos dejan en las calles, son precisamente eso...un ente, algo fantasmagórico que brilla por su ausencia, aunque deben presentarse cada fin de mes a ver si el sueldo está depositado.




La municipalidad habrá hecho algo...y se ve que a los vecinos no les enseñaron a leer, o sufren de una severa dislexia, ya que no se comprende qué están cuidando entre la comuna y los propietarios de la cuadra. Supongo yo que todos los que viven en las proximidades de los sitios fotografiados deben quejarse de los roedores, las moscas, y dentro de poco comenzaremos, otra vez, la campaña por el dengue, el zika y el otro mosquito cuyo  nombre no puedo pronunciar, menos escribir.

Ironías aparte, nosotros somos los que hacemos la ciudad, y más allá pagar los impuestos que incluyen los servicios que se nos brindan (aunque en algunos sectores de la ciudad sea bastante discutible la calidad de esos servicios, y más bien son inexistentes) no significa que tengamos que dejar la mugre tirada en la vereda, a la espera de que la limpie otro. Tampoco corresponde que quienes viven en una zona más centríca, vayan en sus vehículos a los barrios alejados y tiren su basura en algún baldío o descampado, escudándose en la impunidad que ofrece una zona más despoblada, o porque pasa poca gente, como diciendo que si son pobres, que se aguanten la mugre de los demás.

Hace algunos años, en Mar del Plata se había comenzado a realizar la separación de residuos orgánicos e inorgánicos (confieso que por mi casa el camión pasaba cualquier día y se llevaba las dos bolsas juntas, mezclando todo en la compactadora, sin posibilidad de reciclar nada de lo que habíamos separado). Somos cómodos y esperamos que venga alguien a hacer nuestra tarea, como esa vecina a la que le cuesta llevarse su basura a un cesto que está a una cuadra de distancia y acumula sus bolsas hace unos dos meses. Parecería que tampoco los mueve el temor a una infección  ante una lastimadura por algun objeto oxidado, sin mencionar las enfermedades que pueden trasmitir los roedores u otros insectos. Son sus propios hijos y nietos los que están en riesgo, y daría la impresión de que a todos los ciudadanos que arrojaron sus residuos en estos espacios, no les importa nada, quizás porque algunos no viven en esos lugares, sin mencionar el aspecto triste que da la ciudad.

Cuando este verano algún medio de Capital Federal diga que la ciudad está sucia, descuidada, fea, no culpemos solo al intendente o a los funcionarios del área correspondiente a servicios urbanos o turismo. A Mar del Plata la hacemos entre todos, la cuidamos entre todos, porque los políticos pasan, pero nosotros seguiremos viviendo aquí. Seamos responsables con nuestros vecinos y con nosotros mismos. Cuidamos la ciudad, cuidemos nuestro barrio.


domingo, 19 de junio de 2016

Nos toman por boludos.

Nos toman por boludos.

Yo entiendo que pueden "bancar el proyecto" que, si vamos al caso, en la teoría y en las palabras está genial. ¿Quien puede oponerse a la igualdad, a la distribución de la riqueza, a ayudar a los que menos tienen, a que no importe tu inclinación sexual? (lease que no puse "ideologia").

Tendríamos que ser necios si nos opusiéramos a que los que menos tienen, tuvieran la posibilidad de llegar a mejorar su calidad de vida. Y eso es una verdad tan fuerte como el calor de enero un día de 45 grados a la sombra!

Ahora bien, más allá de todo, no todos somos iguales ante la ley, si consideramos que un funcionario no puede ser acusado de nada, más allá de que sea quien preside la Nación. Antes, al contrario, debe ser quien primero se ofrezca a ser investigado y demuestre su transparencia y honestidad, ya que en su calidad de EMPLEADO PÚBLICO tiene el manejo de los recursos que aportamos todos los ciudadanos a través de impuestos, para, entre otras cosas, pagarle no sólo su sueldo, sino la PENSIÓN VITALICIA que percibirá tan solo por haber apoyado sus redondeces en el famoso Sillón de Rivadavia. Un ejemplo de ello es Daniel Scioli quien,  según trascendió, recibirá la módica suma de 130.000 pesos mensuales por haber sido vicepresidente durante el mandato de Nestor Kirchner.

Más allá de la insistencia con que los llamados "medios hegemónicos" den una noticia, repitiéndola cada dos minutos, la realidad es una sola: Cristobal Lopez se quedó con 8.000 millones de un impuesto a los combustibles que pagamos quienes cargamos nafta (o sea, no era suya), Lázaro Baez pasó de cajero en un banco dueño de un Renault 12 a tener mas propiedades que el Áloe Vera y cobrar por obras que nunca finalizó.  Y José Lopez tenia casi 10 millones de dólares contantes y sonantes, tras cuatro años de cepo cambiario.  Estos, entre otros, son hechos, reales y concretos, y no hay operación política o mediática que logre alterarlos.

La "distribución de la riqueza" existió, evidentemente, porque no se entendería sino el caso de Lázaro Baez y otros que durante el gobierno anterior ascendieron económicamente de una forma que a cualquiera de nosotros nos costaría varias vidas, más sus correspondientes reencarnaciones. O un trasero más grande que el de mi siempre bien recordada tía Elvira a la hora de acertarles al Loto, al Telekino, a las cuatro cifras de todas las quinielas con 100 pesos a la cabeza, a la gordos de año nuevo, navidad y reyes, todo junto y una sola persona.

El proyecto no "igualó". Solo uso a algunos grupos para demostrar su apertura mental, su disposición a dar derechos, sin que algunos notaran que eso también fue un circo, más allá de los beneficios que pudieran obtener. Porque en nuestro país no fueron todos iguales. En el interior del país no dejaron del existir los casos de violencia hacia los descendientes del pobladores originarios, como por ejemplo el caso del Juana, una niña de Salta, discapacitada, abusada por varios ¿hombres? a quien se le negó su legítimo derecho a un aborto gratuito (la ley contempla su caso, menor violada y discapacitada, hasta las 12 semanas de gestación), le negó la posibilidad de realizar la denuncia al no proveerla de un traductor y debido a un problema del embarazo, debió realizarse el parto a las 31 semanas, siendo que el niño no era viable. (Y si sacamos las cuentas, 31 semanas atrás gobernaba el Kirchnerismo).

Durante estos 12 años, el feudalismo de muchas provincias continuó, o empeoró. Que la presidencia la ejerciera una mujer no hizo que la violencia doméstica o sexual disminuyese o se tomasen medidas reales y concretas, para que los violentos se amedrentasen un poco siquiera. De hecho,  la primera marcha #Niunamenos comenzó bajo el signo político que hoy ya no está en el poder y se ufanaba diciendo que fueron quienes más hicieron.

Hoy leemos que la persona que ejerció 8 años la presidencia, y que conocía a José Lopez desde sus inicios políticos hace casi 30 años, no sabe de donde sacó el dinero que le encontraron. Salvando las distancias, a Anibal Ibarra el caso Cromagnon y las casi 200 victimas fatales,le costó la jefatura de gobierno porteño, por considerarlo responsable de no controlar a quienes debían habilitar el boliche. ¿No sería un caso parecido, ya que el Kirchnerismo le otorgó la caja de las obras públicas a este señor, sin controlar lo que hacía?

Hebe, en un intento de hacer un show de stand-up dice que el balsero millonario era un "infiltrado de los servicios", mandado dios por quien sabe, algo así como una célula corrupta que de pronto despertó y, en vez de explotar una bomba, encontró millones en varias monedas.

Los famosos se muestran dolidos, hablan de sentirse defraudados pero siguen apoyando al proyecto y a sus líderes, en un manotazo de ahogado que solo hace referencia a que les molesta más que los hayan descubierto y no tanto que hayan robado.

Detrás, detrás quedan miles de personas que creyeron que algo de todas esas palabras eran verdad. Que se animaron a soñar con un país mejor. Que quisieron que otros tuvieran una posibilidad.  Pero que, en la realidad, todo quedó en un discurso bonito (o no tanto, según el lado que se mire).

Ojalá que la justicia actúe como corresponde. Y que todo esto sea un aviso para los actuales mandatarios, quienes tienen un largo camino por recorrer...y a quienes el reloj les está comenzando a marcar el tiempo de descuento.

Reflexión.

Reflexion: voy por la calle con el auto y leo una pintada gigante (y bastante reciente) que dice "Macri es tarifazo". En alguna red social alguien escribe que "Macri gobierna para los grupos empresariales" y, así,  leído sin pensar no dejaría de ser cierto...pero no tanto.

El gobierno anterior le entregaba subsidios a las empresas de gas, de luz, de transporte, para que no tuvieran que aumentarnos las tarifas. REPITO: EL GOBIERNO ANTERIOR LE DABA SUBSIDIOS A LAS EMPRESAS DE GAS, LUZ Y TRANSPORTE PARA QUE NO AUMENTARAN LAS TARIFAS. Es decir, le daba millones y millones de pesos a GRUPOS EMPRESARIALES PRIVADOS, las supuestas diferencias que no pagábamos nosotros, a cambio de fingir que los costos no aumentaban, y así sostener lo nacionales y populares que eran. Y a nosotros, o mejor dicho a algunos, les daban algunas asignaciones y algunos planes, que jamás llegaron a 1000 pesos, bajo la excusa de que con eso "incluían" a quienes menos tenían, y así asegurarse los votos.

La asignación  (no)universal por hijo es un ejemplo. Solo se pedía un certificado de asistencia y médicos para mantenerla. Muchos padres no cumplieron con esos dos requisitos y se perdieron la asignación y quedó en evidencia que muchos pibes desertaron del sistema escolar, razón por la cual crearon el plan PROGRESAR que beneficiaba, en su gran mayoría,  a chicos que, precisamente, tendrían que haber finalizado sus estudios en tiempo y forma gracias a la asignación anterior.

Muchos vieron una oportunidad de terminar sus estudios y otros, de tener un ingreso extra sin mas esfuerzo que anotarse, asistir un tiempo y hacerse un chequeo, ya que en muchos establecimientos escolares ya tenían la costumbre de "firmar" para no perder a su vez,  subsidios y beneficios por el bajo rendimiento educativo o la deserción. (Reconocido por docentes con los que hablé).

Las fuentes laborales son las que generan ingresos genuinos, dentro de un marco en donde los salarios vayan acompañando los procesos económicos y productivos. Y para que existan, hace falta que se incentive a quienes tienen capital en invertir y crear esos puestos de trabajo. Esos trabajadores dispondrán a su vez de un dinero para hacerlo circular de diversas formas (pago de servicios, indumentaria, educación,  comida, salud o entretenimiento)...lo que genera más fuentes laborales en otros rubros. Es una rueda a la que hay que darle forma y construir,  pero no se logra en un día,  y para ello, es obvio que hay que crear un programa que sea atractivo para esos inversores. Que funcione o no, que esos beneficios sean exagerados o no...es parte de otro análisis.

Ahora, darle a grupos de inversores millones en subsidios, sin que inviertan en mejorar las fuentes de energías o las rutas, vías y sistemas de transporte, sin exigirles el cumplimiento de los contratos firmados al realizarse las privatizaciones, genera el ámbito propicio para la CORRUPCIÓN. Porque ese dinero, permite que entre menos sean, más fácilmente se beneficie a quien maneja las obras, los servicios y el transporte. Dentro del subsidio a las empresas, pueden sobrefacturar valores, y negociar la diferencia con el funcionario encargado de controlar, para que haga la vista gorda ante la falta de cumplimiento de las obligaciones de los concesionarios.  De esta forma se explican tragedias como la de Once, el desastre de las vías ferroviarios,  la crisis energética,  entre otras.

No justifico los excesivos aumentos de precios ni de las tarifas, pero comprendo qué es lo que ocurrió en nuestro país durante los últimos 12 años. Comprendo de que forma algunos pocos lograron aumentar sus bienes de una forma extraordinaria e "inexplkcable". Comprendo como alguien puede tener casi 10 millones de dólares en efectivo en un bolso, y comprendo que quienes estuvieron muy cerca suyo digan "desconocer" la procedencia y la forma de actuar del incauto funcionario, porque son absolutamente conscientes de que esos millones los salpican.
Comprendo que la corrupción mata, anula, es cínica y que nos quiso hacer creer, como el golpeador a su víctima,  que nadie nos iba a hacer tanto bien como ellos. Aunque nosotros tuviéramos que conformarnos con menos de 1000 pesos en planes y ellos tuvieran 10 millones de dólares en un bolso.

miércoles, 15 de junio de 2016

El evangelio según la década ganada.

Honestamente creo que, haciendo una mirada retrospectiva, Argentina supera cualquier realidad imaginada. Los últimos acontecimientos, escritos y llevados a un guión de cine, serían rechazados por cualquier productor considerándolo exagerado e irreal. Pero, desgraciadamente, todo lo que ha sucedido y nos vamos enterando, es absolutamente real...y grotesco.

Tenemos a casi todos los miembros de la literatura religiosa. Hay un Jesús, hay un Lázaro, existe José...todos detrás del proyecto de alguien llamado Cristina (busquen el significado religioso). Tenemos un convento, visitas al Vaticano, dinero enterrado. Milagros tales como que de repente un sótano se convierta en una bodega de vinos, y, día a día, más entretelones que en cualquier novela retorcida e intrincada que nuestra imaginación pueda crear.

Pero la realidad nos supera. Nos gana el asombro día a día, cuando descubrimos el robo al que fuimos sometidos, bajo la consigna de la distribución de la riqueza (ah, claro, nunca aclararon que era redistribuir entre ellos, la mesa chica del kirchnerinato, algo así como los 12 apóstoles?).

El evangelio de la década ganada nos impuso una religiosidad basada en el culto a Él, transformando fechas patrias en autoreferencias, como si antes de Néstor en 2003 no existiera nada más que el caos, y como si gracias a "Él" las aguas se hubieran dividido de la tierra y se hubiera hecho la luz. Los próceres históricos desaparecieron, impusieron otros de los que no teníamos ni idea, y cuyas actuaciones dejan algunas dudas, y reescribieron la historia a su imagen y semejanza.

Fueron tan corruptos que no tuvieron la menor duda de hacerlo a la vista de todos, repartiendo planes con carteras de lujo y relojes certificados. Permitieron las muertes en las rutas, mientras se hacían llevar los diarios a través de aviones oficiales, o se trasladaban en los mismos a fiestas de cumpleaños, o utilizaban para temas personas aviones sanitarios mientras dejaban morir a una criatura.

El evangelio de la década ganada fue hacerle creer a muchos que tenían derecho a llevarse por delante al otro, y que sin hacer el mínimo esfuerzo podrían tener las mismas cosas que quien se esforzaba trabajando. Niveló para abajo, igualando a quien estudiaba y a quien sólo concurría a un establecimiento escolar para que le firmen los cerficados con tal de mantener un subsidio.

En ese evangelio, durante 12 años, se le habló a los que menos tienen de una forma obscena, blanqueando el trabajo en negro bajo la forma del "subsidio", y sin ofrecerle ninguna herramienta a los empresarios para que esas personas lograran un trabajo formal, digno, con beneficios a futuro. Se mintió descaradamente, a cambio de votos.

Hoy sabemos muchas cosas. Y, quizás, nunca sepamos ni la mitad de todo lo que ocurrió durante esos años en que se transformó la historia en un intento de relato bíblico acomodado a las necesidades de los gobernantes. Lo que sí no podemos hacer es mirar para otro lado y justificar o negar los hechos.

Hospitales destruidos, rutas intransitables, escuelas sin terminar. Docentes y médicos haciendo lo que pueden, reclamando mejoras salariales, policías que transitan en vehículos que no pasarían una verificación técnica, falta de ambulancias, ante la pornográfica visión de millones de pesos, dólares, yuanes y demás, enterrados en un convento, escondidos en los paraísos fiscales, guardados en bóvedas u ocultos en Dios vaya a saber dónde. Sólo nos queda esperar que poco a poco nuestro país se normalice y las autoridades (actuales y futuras) comiencen a entender que el camino para ser una gran nación es otro, no el del robo y la corrupción.

"Roban, pero hacen"...nunca más.

lunes, 9 de mayo de 2016

Odisea hospitalaria




Más allá de que el nuevo gobierno provincial necesita algún tiempo para corregir muchas cosas, y que encontró una situación peor de la que esperaba a nivel económico, no está mal comenzar a mostrar lo que está mal y ver la forma de corregirlo.

Si bien el edificio del HIGA Dr. Oscar Alende es antiguo, debería considerarse analizar alguna reforma, ya que la accesibilidad para quienes sufren una discapacidad, tienen algún problema de movilidad o son adultos mayores, representa una odisea.

Acceso al hospital; posee una enorme escalera con un solo pasamanos, a este lugar concurren muchísimas personas para dirigirse a los consultorios, para pedir turnos, o a las distintas áreas del nosocomio. Por ejemplo, hoy una mujer tuvo que subir por estas escalinatas con dos muletas, lo cual a ella se le hizo muy dificultoso. Debido a los problemas que hubo en el ex Emsha y otras clínicas, muchos jubilados se atienden eventualmente y sufren el problema de subir estos escalones, todos con sus bastones o trípodes. Sin mencionar a la enorme cantidad de fracturados que asisten al mismo. ¿Podria evaluarse la apertura de una "planta baja" a nivel tierra, y facilitar el acceso? Considerar la creacion de una rampa no sería de mucha ayuda, ya que la altura a la que se encuentra esa "planta baja" es muy elevada.

Paros: el cartelito no resulta nada simpático a quienes deben solicitar turnos, ya sea telefónicamente, en forma personal o pagando un "colero". Conseguir turno por teléfono es otra odisea, ya que dependiendo de la especialidad, cuando los operadores contestan, muchas veces ya no quedan, y se debe esperar unos diez o quince días hasta que se vuelvan a dar. Personalmente representa que la gente concurre a horas muy tempranas, incluso algunos hasta pasan la noche ahí, y quien no puede hacerlo, contrata al "colero" o "turnero", pagando ese servicio. Si no se reprograman los turnos, la persona/paciente es quien pierde, no solo el turno, su tiempo si se pasó la noche en la sala central, el rato marcando el 0800, o el dinero que pagó a quien se ofrece para conseguirlo. ¿Cuál es la opción? ¡¡Volver a pagar, volver a pasar la noche, y volver a llamar, con el riesgo de no conseguir el turno...y si lo consigue...correr el riesgo de que el mismo vuelva a coincidir con un paro (tuve la experiencia con mi madre hace tres años, en los que durante dos meses no obtuvo el turno para ser atendida)!! Como contrapartida, cabe destacar que el CEMA, que el viernes estuvo de paro, hoy reprogramó los turnos que se perdieron, y realmente con bastante celeridad (convengamos que se trata de un estudio para un cirugía y que fue catalogado de urgente!).

El bendito sistema: los pacientes no somos adivinos para saber cuándo se cae el sistema, y cuándo o a qué horas volverá a funcionar. ¿No sería un buen método, tener un cuaderno cerca, anotar a los pacientes que fueron hasta el nosocomio, y una vez reiniciado el dichoso sistema, anotarlos, llamando a quienes solicitaron turnos, para informarles fecha y hora? Es desconsiderado para quienes viven lejos, que deben gastar mucho dinero en micros, o por dificultades motrices toman un taxi o un remisse, mirarlos desde detrás de un vidrio y decirles que "no hay sistema" y que la opción es esperar o volver otro día.

A excepción de la escalera de ingreso, los últimos dos puntos no requieren de dinero para tener una mejor atención y servicio. Que alguien pierda un turno, sumado al dinero que le consume ir hasta el hospital, la perdida de tiempo, forma parte de una violencia institucional que estaría bien comenzar a erradicar con pequeños gestos de buena voluntad, no creen?

martes, 8 de marzo de 2016

La "ley de la igualdad".



Me cuenta una amiga que su sobrina hoy le contó que en el colegio a partir de este día rige "la ley de la igualdad". Escuchar esta parte me puso contenta. La dichosa igualdad consiste en que los varones podrán usar aros, cabello largo y suelto. Y ya esa parte me puso a pensar en qué consideran las autoridades de ese colegio, religioso a más datos, como "igualdad".

Tal vez, usando un viejo recurso de principios del feminismo, vieron que la "igualdad" era como cuando las mujeres comenzaron a usar pantalones, a cortarse el pelo o fumar, en señal de rebeldía en contra de los cánones de una sociedad que dejaba esos menesteres y vestimentas como algo exclusivo de los hombres. Argumento vetusto y obsoleto en estos tiempos que corren.

Le pedí a mi amiga que le preguntara a la jovencita si en el colegio habían habido casos de bullyng. Y la respuesta fue sorprendente, considerando lo "modernosos" que fueron con esta nueva regla nombrada "ley"...Si, un caso en particular fue el de una nena de padres muy humildes, a la que acosaban porque no usaba ropa de marca, o zapatos caros, ni actuaba con las otras chicas. El acoso fue de tal magnitud y la criatura lo sufrió de tal grado que los padres debieron cambiarla de colegio...porque, por lo visto, las autoridades del colegio no se molestaron en explicarles a los chicos qué era la igualdad o el respeto.

Mi cabeza empezó a bullir con miles de ideas y ejemplos, y no voy a transcribir la conversación completa con mi amiga, pero me pregunto si las autoridades de ese colegio, religioso además, no se dan cuenta de que la igualdad es, precisamente, otra cosa.

Igualdad no es que los chicos y las chicas se confundan en sus aspectos y dejarles que luzcan como cavernicolas recien salidos de Piedradura (de hecho, Pedro Picapiedra y Pablo Marmol llevaban el pelo bien cortito, che). sino en respetar sus DIFERENCIAS. La igualdad es que esa chica con padres laburantes, de menores recursos económicos, sea respetada en esa diferencia y aceptada por su capacidad para aprender y relacionarse. La igualdad habría sido enseñada si algun directivo o docente de ese establecimiento privado hubiera tomado cartas en el asunto y enseñarles a los chicos que burlarse de alguien porque tiene menos recursos es de imbéciles y los convierte en miembros hostiles de una sociedad que está harta de la violencia y la agresión.

Existe una criatura, y en ella sumo a todas las criaturas que sufren el acoso de sus compañeros, que fue obligada a sentirse diferente, menos, que vivió su experiencia escolar como un calvario y que supo que nadie de toda la comunidad escolar a la que concurría, incluído el sacerdote (que nos enseña que todos somos iguales ante Dios...pero parece que algunos no son tan iguales y no merecen ser defendidos) la defendió, la contuvo, la apoyó o hizo algo para que la incluyeran y la hicieran sentirse "igual".

No debería importarnos el color de la piel, de pelo, de ojos, el origen racial, el género, la edad, los recursos económicos del otro, y menos en un ámbito educativo, en donde se preparan a los que mañana serán adultos y, que por lo visto, se les sigue enseñando que burlarse de los demás tiene impunidad, está bien y "no pasa nada".

Triste decisión para ejecutarla justo un 8 de marzo, cuando reclamamos un mundo con menos agresión, menos violencia y que el respeto y la igualdad sean estandartes para los jóvenes. Aprender a respetar las diferencias, genera igualdad.

sábado, 5 de marzo de 2016

#ViajoSola, mis propias historias que no recordaba.

El mundo se ha conmocionado por la muerte de dos jóvenes argentinas, víctimas de la violencia que impera en un mundo en donde algunos hombres creen que pueden hacer lo que se les ocurra con una mujer. “Viajar sola” es una expresión a la que se recurre cuando una, dos o más mujeres deciden hacer algo, y que no hace alusión a la edad de las protagonistas, al lugar en donde se encuentren o que más de una persona implique que, precisamente, no se “viaja sola”.

Hoy, dialogando con mi madre, descubrí que, como tantas mujeres, tengo mis propias historias de represión hacia lo que quiero hacer o los lugares a los que quiero concurrir por mi condición de mujer. Tal vez mi inconsciente se negaba a aceptarlo, a que yo tambien había escuchado eso de “vas a ir sola”, o “van a ir solas” si la salida se realizaba con una o mas amigas. El simple hecho de pertenecer al género femenino es sinónimo de una larga serie de advertencias que acompañan a cada paso que damos.
 
Tenía 25 años y asistía a un curso de Periodismo en el Sindicato de Prensa de la ciudad. Al concluir la clase, uno de los profesores y un par de compañeros propusieron seguir con una “post clase” en el café de la esquina. La charla amena se prolongó y seguimos la tertulia en una pizzería. Luego tomé un taxi y me fui a casa. En ese entonces no existían los celulares y, honestamente, la charla hizo que me olvidara de llamar desde alguna cabina pública (creo que tampoco existían los locutorios!) para avisar de la demora. Cuando llegué a casa, mi hermano me dijo que mi madre se había ido a la comisaría para hacer la denuncia por desaparición. El oficial que la había atendido le preguntó que cómo me había dejado salir sola...siendo que estaba el loco de la ruta (para quienes no lo recuerdan, por aquéllos años hubo una serie de asesinatos de mujeres jamás esclarecidos y se culpó a un supuesto loco, que mutilaba a mujeres, algunas de ellas prostitutas, y las dejaba abandonadas a la vera de alguna ruta de acceso a la ciudad). Y hoy, hablando sobre Marina y María José, las chicas asesinadas en Montañita, mi madre recordó esas palabras.

Reaccioné porque leí algo en otro blog sobre el tema. Le respondí que a los 25 años no podía “no dejarme salir”, porque ya era adulta, y que era la policía quienes debían ocuparse del “loco de la ruta” y hacer lo posible para que ni a mí ni a ninguna otra mujer le sucediera nada.

La segunda anécdota fue hace pocos días, ahora que tengo 46 años. Con unas amigas organizamos ir a comer a un lugar algo alejado de la ciudad. Una de ellas propuso ir con su pareja y me consultó sobre si yo tenía algún problema en que él fuera o si yo quería hacer una salida solo de mujeres. Mi madre, escuchando la conversación de Whatsapp, respondió “que vaya Luis, no quiero que vayan solas”. En ese momento tanto mi amiga como yo nos reímos de la situación, ya que sentimos la intervención como algo divertido y no como una expresión de temor ligada a nuestro género sexual. Y hoy, conversando con ella, tomé dimensión de que las mujeres no nos damos cuenta de esas palabras porque las escuchamos todo el tiempo. 
 
¿Cuál es el criterio de que dos personas que salen juntas “vayan solas”? ¿La presencia de un hombre es garantía de que, en caso de un asalto, no nos hagan nada? ¿Cuántos hechos conocemos a través de los medios en los que, habiendo un hombre presente, abusan de la mujer que lo acompaña? ¿El hombre no vive el mismo grado de indefensión ante delincuentes decididos a todo y armados?

El planteo que no pudo responder mi madre es porqué ella no teme que mi hermano “viaje solo” en bicicleta a las cuatro de la madrugada, cruzando tres zonas peligrosas, y si teme que yo circule por una ruta en un coche con alarma, cierre centralizado y vidrios polarizados, precisamente, para que no se vea que conduce una mujer y que “va sola”. Porque su temor no era sólo la posibilidad de un accidente que, de ocurrir, Luis, el novio de mi amiga sería tan víctima como yo. Su temor era que mis amigas y yo no viajaríamos con la presencia protectora que la sociedad le da al hombre. El simple hecho de saber que él iría, la hizo sentirse mejor y solo desearnos que nos divirtéramos.

Como sociedad seguimos viviendo bajo preconceptos adquiridos hace siglos. Tendremos celulares cada vez más inteligentes, tecnología para los fines más diversos, avances increíbles de toda clase, pero que dos mujeres “viajen solas” dentro de su propia ciudad despierta todos los temores de los mandatos sociales adquiridos ancestralmente. Y hasta que desde las instituciones que corresponda no trabajen el tema, no se tomen en serio que a los “locos de la ruta” deben atraparlos y detenerlos para que seamos nosotras las que podamos caminar libremente por donde queramos, “viajar solas” será una advertencia constante aunque las protagonistas del viaje sean dos, tres, diez o veinte mujeres.

No estamos solas. Tampoco nos dejen solas. Y a las que fueron víctimas de ataques y muertes, no las victimicemos más y volquemos la culpa en los que se creen dueños de cuerpos que son libres. Los delincuentes son ellos, no las mujeres...por más solas que viajen.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Carta al presidente electo de la Argentina.

Carta al presidente electo de la Argentina.

(esta carta fue enviada a la página de Facebook de Mauricio Macri por mensaje privado, pero tuve la necesidad de compartirla con ustedes).

Estimado Mauricio...o si querés, Señor Presidente, de mi mayor consideración:

Yo te voté, no en primera instancia, porque para que exista debate en el Congreso quería que hubieran más partidos representando a todas las ideas. Luego, en la primera vuelta, y ante la necesidad de que Scioli NO ganara, imaginate que soy bonaerense y sufro sus 8 años de pésima gestión, fuiste la opción para que se llegara al ballotage. Y ahi te vote, a cara o cruz. Tambien en noviembre, porque te aseguro que no quiero ver trasladado al país el desastre que este hombre hizo en mi provincia.

Si te escribo es para decirte que eso no me va a convertir en alguien que, como los militantes del kirchnerinato, aplauda como boba feliz cada paso que des...Como dice Robert de Niro en la película "El padre de la novia" te voy a estar mirando. Somos muchos los que te votamos como opción para que no gane el otro candidato, pero tambien somos muchos los que necesitamos que el país sea un lugar próspero, habitable, seguro, en donde mis derechos de ciudadana laburante no estén por debajo de los delincuentes, tengan la edad que tengan. En donde salir a trabajar, caminar, estudiar o lo que sea deje de ser una actividad de alto riesgo.

No soy economista, ni tengo nada que ver con la política, sólo soy una ciudadana común que quiere vivir en paz, en libertad y que en algún momento volvamos a ser ese país próspero, culto, ejemplo y centro de otros lugares de la región.

Quiero que tu mandato llegue al 10 de diciembre de 2019, y quiero, si no me gusta tu gestión, elegir a quien sea el próximo mandatario...y si me gusta lo que hagas en estos cuatro años en que nos gobernarás, darte la oportunidad de seguir haciendo...todo depende de vos y de tu gente. Pero, por sobre todas las cosas, quiero elegir y no que me imponga una asamblea legislativa, entre gallos y medianoche. Un presidente que luego tenga que devolver favores...

Quiero que tu mandato tire por la borda todas esas profecías y que nunca más en nuestro país un presidente, sea del color político que sea, tenga que irse antes de tiempo y sentír que la esperanza se va en ese helicóptero...

Tal vez mis palabras sean como las de tantos que has escuchado en estos tiempos, una más del montón de personas que necesitan creer que ha llegado el momento de que Argentina sea realmente una república democrática y no una especie de estancia en donde el patrón (Menem o los Kirchner) nos hagan sentir que son los dueños y de buenitos que son nos hacen un favor...No, quiero que cada político sepa que es un empleado público, un funiconario destinado a administrar un reloj que debería funcionar como precisón milimetrica y que al retirarse, lo haga como Alfonsín, sin alardes de héroe...A los héroes los proclama el tiempo y la historia.

Te agradezco el tiempo que te tomes en leer estas líneas, y en cuatro años, si hiciste las cosas bien, te aplaudiré y felicitaré...o miraré otras opciones que surjan para sentir que la democracia es el mejor y mas sano ejercicio para decir lo que quiero. Suerte, éxito, merde...con el mayor de los respetos, Cristina Vañecek.

viernes, 27 de noviembre de 2015

Post ...post electoral

Tras una semana de conocer al nuevo presidente electo de los argentinos, la pólvora sigue dominando los ánimos. Leo en muchas publicaciones, tanto de un lado como del otro de la famosa "grieta", que, a través de las redes, se tiran con toda clase de artillería.

Ironías, agresiones, malos tratos. Eso que a quienes no nos gustaban cosas de los actuales funcionarios, nos molestaba cuando queríamos emitir una opinión ante personas que sí estaban de acuerdo en un todo con lo que se hacía. Y no me refiero a los candidatos ni a los funcionarios, sino a personas comunes, como vos y yo, que deben convivir todos los días, ya sea en el trabajo o en las redes.

Creo que la mejor forma de mostrarle al "perdedor" el famoso cambio es, precisamente, demostrarles que no somos revanchistas, y que respetamos su opinión, sin que por ello debamos tolerar ofensas o groserías. Mi vida no va a cambiar mucho por que gane uno u otro. El lunes siguiente tuve que salir a trabajar como todos los días, porque más allá de lo que ocurra, la vida sigue.

Si estoy segura y convencida de que muchas personas, tanto de un lado como del otro, deben ser cautos y críticos, sobre todo con su propio candidato. Si yo le doy mi voto a X es para que cumpla con sus propuestas de cambio y mejoras, y no para que siga la impunidad, los acomodos o lo que sea.
Por ahí he visto carteles vanagloriando al presidente electo como si fuera la salvación de todos, y simplemente debemos saber que es un administrador por tiempo determinado, cuatro años, con la posibilidad de que si hace las cosas bien, se le extienda el "contrato" por otros cuatro años...tras los cuales, sí o sí, debe dejar el cargo. En nuestro país, afortunadamente, hace muchisimos años que no existe la monarquía ni los títulos de linaje.

La idiosincrasia casi religiosa que nos dominó durante los últimos años creó cierto fanatismo, por el cual muchos amenazan con no permitir la asunción del nuevo gobierno, o hacer desmanes para provocar su caída. En mi opinión, quienes hoy ejercen el poder, son los responsables de velar que esa ceremonia transcurra con tranquilidad y que el futuro gobierno transcurra en paz, de lo contrario, me demostrarán que la democracia se la pasan por donde no les da el sol y que no les importa utilizar cualquier recurso para demostrar que lo nuevo "no sirve". Una cosa es que caiga por su propio peso y malas decisiones y otra es que lo hagan caer.

Quienes dicen que solo esperan que al nuevo gobierno le vaya mal, no miran más allá de su propia nariz y en realidad no tienen ningún espíritu republicano ni demócrata, y les han vendido la idea de que un proyecto de país sólo lo puede llevar a cabo si ellos están en el poder. Y la democracia tiene de atractivo esa alternancia, en la que nadie puede creerse el dueño de la pelota.

En cuatro años veremos qué sucede, si extendemos el contrato o cambiamos al administrador. Pero dejemos que su mandato transcurra en paz y no permitamos que nadie nos enfrente porque la única forma de convivir es estando juntos. Es a todos a los que nos tiene que ir bien. Sea quien sea el que esté al frente y ejerza la presidencia del país.

domingo, 22 de noviembre de 2015

El chino de las cuatro toneladas de monedas.

Debido al ballotage y a que rige una veda política en Argentina, no voy a hablar de los candidatos...y voy a escribir sobre algo que me viene dando vueltas en la cabeza hace varios días.
Leí en algún portal la historia de un señor de origen chino que pagó su auto nuevo con, entre otras cosas, cuatro toneladas de monedas, el equivalente a 95.000 euros.  http://www.motor.es/noticias/chino-paga-coche-cuatro-toneladas-monedas-201521673.html

Esta historia me hizo pensar en varias cosas. La primera, en el tamaño del "chanchito" en donde este señor guardaba tremenda cantidad de monedas (sin hablar del colchón en donde acumulaba los billetes que presentó para completar el pago del vehículo.

La segunda cosa en la que pensé es en que este señor no le tuvo miedo nunca a la inseguridad, ya que es más que evidente que esta "recolección" de valores la hizo en su propia casa, sin temor a que los "chicos malos" ingresaran por cualquier agujero y se llevaran estos ahorros que, seguramente, fueron hechos con muchísimo esfuerzo.

La tercera cosa en la que pensé es que en China no hay muchas posibilidades de especulación financiera, puesto que el señor chino podría haber creado una cuenta de ahorros o plazo fijo (o algo similar que exista en su país), lo que le generaría un interés y tambien acrecentaría su dinero, lo que haría que pudiera adquirir su vehiculo más rápido, y a que el monto depositado más la reinversión de los intereses y el capital, lograrían mes a mes, sumar dinero a la cuenta.

Y la cuarta cosa en la que pense es que en China...no hay inflación!!! Imaginen que ustedes, los que leen esta reflexión, comiencen a ahorrar en sus casas a partir de hoy, la suma necesaria para adquirir su próximo coche nuevo. O un viaje. O una casa. Y que quieren comprarla en efectivo, sin pedir préstamos que los aten a pagar durante años y que los intereses suman un auto o viaje más... ¿Lograrían llegar alguna vez a juntar ese capital sin que se vea modificado?

Siempre dijeron que el ahorro es la base de la fortuna, y creo que si viviera en China podría creerlo. Pero hasta ahora, en nuestro país, sería una misión imposible juntar de a poco ese capital, sin correr el riesgo de un asalto, de alguna devaluación, de algun "corralito" o de una inflación que nos haga sentir siempre que corremos detrás de una zanahoria que nunca lograremos alcanzar!!

domingo, 8 de noviembre de 2015

Y ahora...¿quíen podrá solventarnos?

Pasado el 25 de octubre, las elecciones dieron por resultado que el próximo intendente de la ciudad no sea el tercer mandato de Gustavo Pulti, sino el primero de Carlos Fernando Arroyo. Se habla de la transición, pero, los comentarios y rumores adelantan que Arroyo no tendrá una intendencia fácil.


Por las redes y en medios virtuales se lee que la intendencia tiene números en rojo "calamitoso", que la deuda es impresionante y que nuestro futuro como ciudad pinta intranquilo. En algunos sitios, se comenta que las calles que fueron levantadas como parte de un plan de obras "para mostrar que trabajamos", quedó inconcluso luego del resultado de las PASO, que mostraban una clara tendencia de lo que ocurriría en octubre. Muchas calles de nuestra ciudad sufrieron la rotura de asfaltos, con la supuesta intención de repararlos, y al día de la fecha y casi tres meses después, ni los carteles, ni las máquinas, ni el personal, muestran que existe una mínima posibilidad de concluir antes del 10 de diciembre ese trabajo. Por "radio pasillo" se comenta que la empresa contratista retiró máquinas y personal por falta de pago por parte de la intendencia y, por el abandono en que han quedado esas obras, si el río suena, agua trae.


Por otro lado, al día 5 del mes la comuna no depositó los sueldos del personal, razón por la que en muchas dependencias están realizando un paro de actividades en reclamo de sus haberes. El día 6 fue feriado bancario, sábado y domingos no hay actividades, el lunes es feriado municipal, y hasta el martes ninguno verá en sus cuentas bancarias el dinero que les corresponde. ¿Esa será la idea del intendente en ejercicio de que la gente pase un "fin de semana largo"?


Además, fue publicada en la red una carta enviada por la obra social del personal municipal, en donde se le informa al empleado que "debino a demoras en el depósito de los aportes correpondientes por parte del empleador", su plan de salud será modificado al "plan médio obligatorio" hasta tanto se regularice la situación. El empleador de este empleado municipal es, en primer lugar, el intendente y luego vos, yo y todos los ciudadanos que vivimos en Mar del Plata y pagamos nuestros impuestos...¿A dónde fue a parar ese dinero, que hace a la salud de los trabajadores?


Y eso sin hablar de tantos fondos que se han enviado a la comuna para solucionar diferentes problemas (inseguridad, educación) y que han desaparecido misteriosamente. Sin ir más lejos, los comerciantes pagan una sobretasa por turismo y, si mal no recuerdo, el año pasado el ente de dicho sector dijo que jamás había recibido el dinero recaudado por ese impuesto.


Tambien la intendencia inventó una sobretasa a quienes poseen servicio de Agua Corriente, además de otro impuesto para-no-se-que de la conservación ambiental, siendo que si la planta recicladora funcionara como corresponde, la venta de lo producido por la separacion de residuos debería dar, a estas alturas de los acontecimientos, muy buenos ingresos a la comuna. (Dicho sea de paso, por donde vivo, el recolector anda cuando quiere, y mezcla la bolsa negra con la verde, lo cual me confirma que la planta de reciclado...es puro cuento).


A todo esto, me entero que en la comuna están trabajando personas "en negro", sin que nadie se ocupe de su situación a partir del 10 de diciembre, manipulándolas con su extrema situación personal y amenazándolas con que si dicen algo, pierden ese "beneficio". Personas que han perdido lo más sagrado, un ser querido, que, en la espera del cumplimiento de las promesas realizadas, callan y esperan algo más que una palmadita en la espalda.


No sé cuantas situaciones más existirán, solo que el futuro intendente tendrá una situación muy dificil de manejar y estas líneas pretenden recordarnos a todos, cuando dentro de un tiempo no veamos resultados mágicos, que no se pueden hacer milagros de la nada.

domingo, 25 de octubre de 2015

Elecciones de octubre 2015. Lo que yo ví.

Ciudad de Mar del Plata, hoy es 25 de octubre de 2015 y hay elecciones generales en el país. El ejercicio democrático es el mejor deporte que los ciudadanos podemos practicar y el que dice que no le importa la política, no se da cuenta de que la política atraviesa su vida todos los días, comenzando con el kilo de pan que compra cada mañana.

Sin embargo hoy es un día en que además de atravesarnos, nos "moviliza", no sólo por los sentimientos que genera a nuestro pueblo acudir a las urnas, con el recuerdo fresco de varios procesos dictatoriales en nuestra joven historia, sino porque debemos "movernos" para ejercer ese derecho civil tan fundamental.

La comuna de General Pueyrredon acepto (finalmente) un proyecto y se determinó que los micros de línea fueran gratuitos durante el acto comicial. Desde una hora antes y hasta una hora despues, los votantes podrían concurrir a votar sin pagar el boleto...pequeño detalle que se olvidaron de acordar es que la elección se realiza un domingo,cuando habitualmente las frecuencias entre un colectivo y otro son más amplias, y que los empresarios, amparados en este pequeño detalle, pondrían menos unidades en circulación. Resultado: eso que causó alivio a muchas personas, terminó provocando irritacion ya que los micros iban repletos, muchas personas viajaban colgadas en los escalones y debido a esto, el conductor no se detenía en muchas paradas a levantar más pasajeros porque era imposible que estos pudieran subir. De haber tenido la "visión" de estos hechos, simples y habituales en quienes hemos viajado en horarios picos los días laborales, la cosa hubiera funcionado mucho mejor...Pero no se le pueden pedir peras al olmo, cuando el olmo hace muchos años que no sabe lo que es subirse a un colectivo!!

La otra parte es que muchos ciudadanos (me incluyo) debimos trasladarnos a lugares alejadísimos, a donde solo realizan el servicio de pasajeros dos líneas que no pertenecen al partido de General Pueyrredon, y una que es un servicio de media distancia, y que no tiene paradas bien marcadas. En consecuencia NO TODOS LOS CIUDADANOS viajaron gratis el día de las elecciones en nuestra ciudad.

En las escuelas a las que acudí (mi madre votó en otro lugar) todo fue bastante normal y rápido. La campaña realizada por distintos partidos ante el temor del fraude o del robo de boletas hizo que muchos votantes ya las tuvieran preparadas lo que, a mi parecer, agilizó mucho el tiempo de espera y decisión.

Como siempre, y cada año electoral, el párrafo aparte que merece el "turismo electoral" que hace que personas que viven en Acantilados, Barranca de los Lobos o Mogotes tengan que votar en Barrio Belgrano, Barrio Las Heras o en el paraje El Boquerón...Y los que viven en estos barrios trasladarse a los anteriores. Un disparate incomprensible y que sólo impide la concurencia de quien trabaja o no tiene con quien dejar a sus hijos, o no tiene la movilidad para hacerlo...más allá del hecho de que "unicamente" hoy los colectivos hayan sido gratuitos. Las personas ancianas o con problemas de movilidad seguramente hubieran accedido a ejercer un derecho tan importante como elegir autoridades si pudieran concurrir a mesas ubicadas a pocas cuadras de sus domicilios.

No sé aún quienes ganarán hoy las elecciones y tendran el destino de nuestro país por los próximos cuatro años. Sólo espero que quienes sean, unan y conduzcan en paz a quienes trabajamos todos los días, que realmente se pongan a trabajar en temas tan delicados como la delincuencia, sobre todo la juvenil, para comenzar a encontrarle una punta a la solución de este problema y que muchos chicos tengan una oportunidad real de estudiar y soñar con un futuro mejor. Quienes ganen hoy, no dividan entre "ellos y nosotros", porque somos todos un mismo pueblo.
¡¡A comerse las uñas 15 minutos más!!