jueves, 20 de septiembre de 2018

De inclusiones y otros demonios.



Voy a un baño. En la puerta, del lado de adentro, encuentro un cartel en el que solicitan cuidar la higiene. El el escrito dice "el baño es de todas".

Alguien tacha la palabra "todas" y reescribe con una e. Otra, ya usando la puerta a modo de pizarra, escribe "los hombres también tienen vagina".

Y no. Los hombres no tienen vagina. Como las mujeres no tienen pene.

Biológicamente tenemos sólo dos sexos.  Femeninos y masculinos. Luego, por circunstancias de la vida, por cuestiones hormonales, por inclinación afectiva, por las mil razones que fueran, los humanos podemos adoptar comportamientos considerados "propios" del sexo opuesto.

Pero, a menos que un hombre o una mujer se operen, los órganos sexuales que posee son los que un simple hecho biológico, en el adn, determinó que aparato genital va a tener.

Hoy se puso de "moda" decir que el lenguaje no es inclusivo, dándole una connotación machista, únicamente porque el genérico colectivo utilizado en el castellano es masculino.

Intentan explicar la violencia y la invisibilización de la mujer a través de unos sustantivos y artículos gramaticales, sin considerar que existen muchos idiomas que no tienen ese supuesto conflicto idiomático, y cuyos usuarios ejercen la misma violencia, agresividad y machismo que quienes hablan español.

Quienes tienen un conflicto con su género biológico, durante años buscaron identificarse externamente con los rasgos propios de ese sexo. Hombres travestidos de mujeres, maquillados, con pelucas. Mujeres travestidas de hombres, contándose el pelo, usando ropas holgadas.

Roberto un día decidió que quería llamarse Florencia. ¿Cuál sería el problema de cambiarse la última letra del nombre, entonces, y ser un "Roberte", inclusivo y poco conflictuado con reglas gramaticales, según dicen ahora, patriarcales y falocéntricas?

En un programa televisivo actual, uno de los personajes cambia su identidad de género. Le dicen  "Juani" en forma afectuosa, sin embargo en su transformación hacia la masculinidad exige ser llamado "Juan". El conflicto con el diminutivo no es por sentir que lo tratan como a un niño chiquito, sino que está ligado a su figura femenina. "Juani" no tendría connotación ni femenina ni masculina,más que la que el personaje, o los guionistas, quieran darle.

Y más allá de darle las vueltas que se quiera, la nominación no deja de tener controversias. Porque los "Juanis", las Florencias ", los "Robertos" no dejan,a la larga o a la corta, de tomar partido por un género u otro. Años de lucha invisble de homosexuales y travestis buscando ser reconocidos en el género lingüístico ligado a su sentir íntimo, para que vengan a decirles que está mal querer ser "ellas" o ellos" y que ahora deben denominarse "elles".

Porque "Florencia" quiere que la vean como a la mujer del año. Porque "Juan" busca llegar a tener la genitalidad de un hombre. Y porque, finalmente, todo termina siendo lo mismo que en un principio: dos géneros sexuales necesarios para buscar la procreación o para manifestar su sexualidad plena.

Son ellos y ellas, en todas sus formas, u el problema no es como los denominamos, sino la intencionalidad que le pongamos a las palabras, la violencia que usemos para hacer sentir a alguien mal y la falta de respeto que una grupo de seres humanos manifiesten hacia otro grupo que siente, piense y haga las cosas distintas. Ha pasado con el color de la piel, ha pasado con la religiosidad, pasa hoy con la identidad de género y pasará en el futuro mientras no sepamos respetar al otro.

Pero los hombres no tienen vagina.
 Y las mujeres no tienen pene.

sábado, 11 de agosto de 2018

Hijos "de segunda".



El debate sobre el aborto demostró que en la Argentina hay más de una grieta. Que no se discutió sólo si el aborto dejaba de ser clandestino.  Que la sociedad aún persiste en señalar a la mujer como única culpable o responsable de llegar a esa decisión extrema. Que muy pocos hablaron de la violencia doméstica sufrida, de los hombres que no quieren cuidarse porque "con preservativo no se siente igual", o "por una vez que no lo usemos no pasa nada". Ni de los médicos, parteras, enfermeras o simple "gente" que en condiciones paupérrimas se ofrece para realizar esa práctica, cobrando fortunas y amenazando a la mujer de que no denuncie. Ni del maltrato sufrido por quienes terminan con una infección generalizada, ya sea porque el aborto se produjo en forma espontánea o no, pero que en vez de tratar la emergencia clínica, humillan y amenazan a alguien que ya de por sí está en una situación de extrema vulnerabilidad.

No. Nada de eso se trató.  Sin embargo, al mismo tiempo, se abría otra pequeña grieta que fue asomando entre uno y otro bando, si bien aún muy pocos siguieron la causa con el fervor de la debatida en el Congreso. Los "pañuelos rojos" que claman por mejorar los tiempos del sistema de adopciones.

Y, junto con ellos,la historia de una mujer que relata su experiencia por haber abortado, y que luego adoptara a dos criaturas, una de ellas con una condición de salud particular.

Leer las respuestas a esa historia da escalofríos. Porque muchos señalaron que fue el "karma" que tiene que pagar por haberse realizado dos abortos. El "castigo divino" a su pecado. El acto de amor más grande, abrirle la puerta a alguien que no lleva su sangre y que, además, debe recibir cuidados y atención especial, merece ser aplaudido y respetado.

Porque conozco muchas historias en las que personas que reciben a un chico en adopción,lo devuelven cuál paquete sólo porque no saben cómo hacerle comprender que ahora tiene una familia y TODOS, pareja e hijo, deben adaptarse. Que ese chico tiene a sus espaldas una historia, conflictos, que a veces está transitando una adolescencia más dura que otros chicos porque debe sobrellevar maltratos y abandonos. Y sólo por eso, lo vuelven a abandonar.

Hoy en día, el sistema legal de adopciones en nuestro país DEBE hacer algo urgente para mejorar la situación de miles de chicos que maduran sus vidas dentro de un expediente dormido en algún estante de  tribunales. Para terminar con las mafias que lucran con vidas de mujeres que no saben qué hacer. Para que esos hijos tengan el amor que se merecen. Porque ningún hijo es el karma a pagar por lo que se hizo. Porque no hay hijos de segunda. Porque hay que tener mucho amor en el corazón para dejar entrar en la vida a alguien especial.

domingo, 29 de julio de 2018

¿De qué hablamos cuando decimos "Ni una menos" y "Vivas las queremos "?


E

El movimiento feminista que promueve estas etiquetas, en las que es imposible no involucrarse como mujer, como persona; más conociendo casos cercanos de violencias y de hasta crímenes por parte de sus parejas o ex; parece no saber hacia dónde ir cuando la muerte o la violencia hacia una mujer no está vinculada a lo "afectivo" ni al "patriarcado", ni a la situación de poder en donde ella queda como sumisa.

Acá ellas son "el poder". Portan armas. Representan a las fuerzas del orden, para algunos miembros de ese movimiento a la "represión". Y, teóricamente, ellas deberían ser más fuerte que el delincuente, ese ser "estigmatizado" por la sociedad, "excluido" por haber nacido pobre.

Sin embargo, ellas quedaron expuestas. Una murió al instante, la otra agonizó varias horas hasta que su encefalograma plano dictó la muerte cerebral. Nadie, más que quienes sintieron la humanidad ante los hechos cometidos, compartieron sus fotos, elevaron una plegaria y pidieron justicia.

Sus fotos no formaran parte de ninguna marcha que reclame derechos. Dirán, tal vez, que ellas eligieron ese riesgo, que decidieron exponerse al peligro, que todo policía sabe que sale de su casa pero no si vuelve. Pero, hasta ahora, ningún movimiento, de los que rompen todo, pintan paredes, piden quemar iglesias y exigen la "muerte al macho", siquiera se solidarizó con estas mujeres.

No se enojen cuando algunas mujeres les decimos que los movimientos feministas extremos no nos representan. Porque a mi no me representan. No cuando silencian la injusticia, el dolor y la muerte de mujeres que decidieron defender al más débil y luchar por un mundo mejor. Definitivamente, no me representan.

miércoles, 11 de julio de 2018

Justicia lenta no es Justicia, para todos y "todas".



Muchos se asombran por la celeridad que tuvieron los jueces en condenar a Nahir Galarza por el asesinato de su novio Fernando Pastorizo.  De hecho, algunos movimientos salieron a protestar por que consideran que esa rapidez se debe a que Galarza es "mujer", el patriarcado "hetero-falo-patriarcal" y demás.  Ellas se olvidan que en la misma provincia y con similar celeridad, los asesinos de Micaela García también fueron juzgados. Y se cae el argumento feminista.

Hoy, tras ocho años, se condenó a  Daniel Lagostena por el crimen de Erica Soriano, a 25 años de cárcel. Y las feministas saltan que es injusto no darle la misma sentencia con la que se condenó a Nahir.

Diferencias:

* Galarza confesó el delito, más allá de las argucias que usó para victimizarse. Hay un testigo que la vio irse. Está el arma asesina. Y, sobre todo, hay un cuerpo que "habló" en una autopsia.

*Lagostena jamás dijo que mató a Erica Soriano. No hay arma, no hay testigos y, lo más grave de todo, no hay un cuerpo que cuente a los especialistas cómo fueron sus últimos instantes y de que forma terminó su vida.  Sin cuerpo, no hay caso, es una frase muy escuchada en temas criminales.

Puede molestarnos la poca condena dada a Lagostena, sin embargo esa condena tiene más que ver con el clima social que con una confirmación irrefutable de que sea el autor del crimen. Aunque nosotros, la familia, los amigos, tengamos la certeza de que fue él, de que la mató y de que se deshizo del cuerpo gracias a sus contactos con la casa fúnebre que posee horno para realizar cremaciones.

La justicia nunca es justa. Después de 16 años se realizará POR PRIMERA VEZ la reconstrucción de la muerte de María Martha García Belsunce.  DIECISEIS AÑOS en los que la a pruebas tal vez se borraron, los testigos pueden acusar falta de memoria y acordar claramente qué decir para que todo concuerde com sus versiones anteriores.

Carlos Carrascosa fue detenido y sobreseído por la muerte de su mujer, más allá de sospechas y suspicacias.  Ignoro si sirve realizar esa diligencia a estas alturas, e ignoro si un determinado resultado tendría algún sentido,ya que legalmente el asesinato habría prescripto.

Ante estos casos me pregunto cuánto demorarán las pericias e investigaciones para saber quién mató al fiscal Alberto Nisman, si es que alguna vez lo sabemos. La justicia no sabe de sexos o géneros. Sabe de presiones sociales y condenas que les convienen, aunque legalmente no sean justas.

sábado, 2 de junio de 2018

"Macritips". Burlas y verdades.



Esta semana todos hemos leído las irónicas propuestas en modo de burla al presidente Mauricio Macri sobre ser más ahorrativos. Lo que generó en las redes la etiqueta o hashtag  "Macritips", con recomendaciones, algunas insólitas, otras disparatadas y otras no muy alejadas de la realidad.

Quienes protestan por los valores de los servicios, evidentemente no tienen en cuenta que a las empresas se las subsidió durante años para que mantuvieran el costo final en los domicilios. Vale decir: el gobierno le pagaba a la compañía del servicio la diferencia entre lo que llegaba en la boleta y lo que debería haber llegado. Haciendo la vista gorda ante la falta de inversiones para mejorar el servicio, la ausencia de búsqueda de recursos (gasíferos), culpando a los usuarios por el uso excesivo de aire acondicionado ante los cortes y, muy probablemente, permitiendo que el valor pagado directamente a la empresa pudiera estar inflado para abultlar el bolsillo de algún funcionario corrupto, que nunca falta en nuestro país.

Por lógica, si el precio del dólar ha aumentado entre 2003 y 2015 de $2.5 a  $15, los productos deben sufrir alguna modificación en sus costos finales, debido a que materiales, herramientas e inversiones cotizan en esa moneda extranjera. Con algunos reclamos ante defensores del pueblo algunas ciudades (como Mar del Plata)  obtuvimos frenos a las subas durante los últimos cuatro o cinco años del gobierno anterior, por lo cual las tarifas estaban atrasadas. Nos duela el bolsillo o no, esa es la realidad.

Leyendo algunos comentarios y publicaciones, recuerdo pequeñas reglas caseras, aun vigentes en algunos casos, sobre ahorro. Un ejemplo es apagar luces y artefactos en habitaciones en donde uno no esté. ¿Por qué suena a "amarretismo " pedir que se apague todo? ¿No sería lógico tener la costumbre de cuidar, no sólo por lo económico, sino el recurso en si mismo, que no proviene fe una fuente renovable?

En casa, desde pequeña, mi madre cuidaba que ninguna canilla perdiera agua, sea porque alguien no la cerraba bien o porque goteaba ante el desgaste del "cuerito" o algún otro elemento. ¡Y eso que no teníamos agua corriente! Pero la bomba con la que se extraía del pozo era eléctrica, consumía muchísima energía y nos venían terribles boletas si el motor era utilizado en exceso. De modo que cuidae una cosa llevaba a cuidar a la otra.

Cambiar el bombeador a motor por una bomba hidroelevadora, con un sistema que cortaba sólo el cargado de agua al tanque al llegar a un tope, hizo que la media hora de gasto se convirtieran en cuatro minutos, bajando considerablemente la factura final de la luz. Si bien la inversión en su momento fue alta, a largo plazo amortizó el gasto que veníamos pagando.

En aquellos tiempo no teníamos gas natural. La garrafa se usaba sólo para la cocina, y la ducha era con un termo eléctrico (previo a eso fue un aparato al que había que colocarle un alcohol azulado). La casa poseía chimenea, así que cada vez que se caía un árbol en la zona, ahí estábamos con la carretilla y un hacha, juntando leños y ramas o,  eso sí era caro, comprando a un proveedor. Imaginen que una tonelada de madera a veces no duraba diez días, dependiendo de la calidad de la madera.

En esa época, y mas de uno de mi edad reconocerála frase, era cotidiana escuchar "no me llueve la plata", "no se puede" o enumerar las prioridades existentes antes de comprar una zapatilla de marca, ir a un recital o acudir semanalmente a un bar a "darse el gusto" o sacarse el estrés.

Nos quejamos de los servicios, pero debemos considerar qué estamos gastando: hasta hace diez años no teníamos un celular por cada miembro de la familia, no habían tantas conexiones a Internet, muchos aparatos no eran eléctricos (pavas, cafeteras, microondas, planchitas, y siguen las firmas). La tecnología y el bienestar o la comodidad son muy buenos, pero debemos ser conscientes de las consecuencias, ya sean económicas como del recurso mismo, por el uso descontrolado que hacemos de esos aparatos.

Si ahorrar hace reír a quienes se piensan que sólo existe el despilfarro que vemos en películas o series, en donde todo se usa y se tira, recordemos que no todos tienen la maravillosa posibilidad de vivir en un mundo en donde se ignora que la mayor parte de esos productos ponen en riesgo al mismo planeta.

Ahorrar no es sólo el viejo tacaño del dibujito animado que luego nadaba en su fortuna.  También es cuidar el recurso ecológico y hacernos responsables de él.  La Tierra no nos va a regalar eternamente sus dones.

domingo, 6 de mayo de 2018

El abuelo del "verdurazo/panazo/tarifazo".








El problema no es sólo "el abuelo". El problema también es "la justicia". Porque hubo una criatura de 3 años a la que le cagaron la vida. De la forma más brutal y violenta. Porque en este caso no hay excusa que valga. Una nena de tres años no actúa , no se viste ni hace nada para "provocar" la reacción animal de nadie. ES UNA NENA.

A Prosperi le importó poco. Sólo quiso sentir que podía sacarse las ganas y sentirse impune... Habrá pensado que quién le iba a creer a una nena tan chiquita y que quizás no pudiera expresar bien lo que le estaba ocurriendo.

Pero se supo y su madre actuó.  Y en un hecho tan aberrante, la "justicia" le dio el beneficio de reconocer el delito a cambio de un juicio abreviado.  Cinco años.  Sólo cinco años por violar a su propia nieta. Y la "justicia" se compadeció (se ve que el "abuelo" es un gran actor) y le dio sólo tres años. De los cuales cumplió sólo uno.

Ese ¿señor? debería estar preso. Y que pueda participar descaradamente de cualquier marcha, de los reclamos que se hagan, no es sólo su culpa. Es RESPONSABILIDAD de esa "justicia", así entre comillas, tomada de los pelos, con jueces y fiscales que evidentemente creen que los delincuentes son personas a las que la vida no les dio una oportunidad, que no recibieron la educación suficiente, que fueron "excluidos sociales" y a los que no hay que estigmatizar en sus falencias...pobrecitos.

Este ¿señor? cometió el hecho más abominable que pueda existir. Y debería estar preso, de por vida, sin ninguna complacencia ni beneficio.  Porque el trauma y el dolor que provocó difícilmente se borre, por más tratamientos que le hagan a la criatura.

Ojala que el repudio social haga lo que no logró la justicia. Que no pueda pisar la calle. Que no vuelva a salir de su casa.

lunes, 23 de abril de 2018

Sexo, mentiras (fotos) y vídeos.



Hace unos días saltó a la luz el aberrante caso de pedofilia en un equipo de fútbol.  Meterse en ese asunto trajo aparejado desentrañar una red que va más allá de lo imaginado, y que se hunde en el tiempo de una forma en la que nunca se nos hubiera ocurrido que podría ser.

Comenzaron a sonar nombres y como una enorme pared, se blindaron para que el tema vaya perdiendo fuerza. A quien comenzó a decir que sabía muchas cosas, la tildaron de loca, de falopera, de prostituta, que como se le puede dar lugar a alguien así y un sin fin de descalificaciones en donde jamás se escuchó decir a ninguno "que la justicia me investigue". Al contrario, fueron rápidos para pedir indagatorias, con la intención de saber quién había mandado a espiar...pero nunca dijeron que eran inocentes.

Algunas caretas fueron cayendo y eso le dio credibilidad a quien dijo los nombres. De hecho, el cómico monologuista en un programa de radio negó categóricamente conocer a quien oficiaba de nexo entre clientes y menores, y las redes, rápidas de reflejos, sacaron a las luz varias fotos, en distintas circunstancias, con diferentes vestimentas, que tiraba abajo la coartada del entrevistado y daba más credibilidad a la denunciante.

Este fin de semana comenzaron a circular vídeos y fotografías de un periodista que dieron mucho que hablar. Que son del ámbito privado, no caben dudas, pero aparentemente ese material estaría en uno de los aparatos secuestrados a uno de los detenidos por la causa de pedofilia en el club de fútbol.

De ser así, mínimamente el periodista debe ser citado por la justicia y explicar en qué circunstancias y por qué razones envió ese material. Lo mismo ante cierta captura de pantalla en donde admite sostener conversaciones de tipo sexual con chicas de 13 a 15 años. Eso tiene un nombre, grooming, y está tipificado como delito en nuestro código penal.

Y quizás aparezcan muchas otras cosas. Algunas, es muy probable, no tengan mucho que ver con el delito que se está tratando, pero es evidente que alguien que está en los medios y pretende tener cierta credibilidad, debe cuidar su imagen y sus actos. Además, si se droga, tiene un serio problema que debe ser tratado como corresponde.

En estos tiempos de redes sociales todo se confunde y algo íntimo, enviado a otra persona, pierde  ese toque privado para hacerse público. Lo hemos visto con los vídeos íntimos filtrados/robados de celulares  actrices,  a quienes no les perdonaron ni tuvieron piedad a la hora de juzgar y criticar.  La doble vara impera y ahora, que se trata de un miembro del clan, mejor nos callamos todos y miramos para otro lado.

La homosexualidad o los juegos eróticos son actos íntimos que deben quedar dentro de cuatro paredes y entre dos personas que consienten esas prácticas. Y nadie debe juzgar a quien hace lo que quiere con otra persona que acepta ese juego. Ahora, si esa otra persona es un menor de edad, a quien se manipula y extorsiona con regalos para obtener sus "servicios" ya estamos hablando de un delito. Grave.  Y quienes lo habrían practicado deben ir presos. Y no estar en los medios dando cátedras de vida y moralidad.

domingo, 1 de abril de 2018

Natacha Jaitt, la pedofilia y la descalificación.



Hace algunos días vengo leyendo en Twitter las publicaciones de Natacha Jaitt sobre el tema de los abusos sexuales a menores, que estalló ahora tras las denuncias realizadas por algunos chicos víctimas de una red de trata y prostitución de menores.

Ayer también miré el programa de Mirtha Legrand, con la idea de que amplíe los escraches publicados en la red del pajarito, ya que se supone que si la invitan es para que hable "en exclusiva". Y confieso que no dijo mucho más de lo que venía leyendo, porque hubieron otros invitados, y la misma conductora, que no la dejaron hablar.

Dentro de todo lo que se escribió, leí desacreditaciones a sus palabras por su condición de "puta y drogona", "por haber perjudicado a una familia", y también ensalzamientos por "sus ovarios" al decir cosas que "todos sabemos", como si de una superheroina se tratara.

Por un lado,me pongo a pensar que está mujer no come vidrio y sabe perfectamente que cualquier acusación infundada puede terminar en un juicio, en el cual puede perder mucho, muchísimo dinero. Por lo cual, pienso, debe tener una base de sustento para tirar, con nombre y apellido, con iniciales y descripción física indudable, con nombre y tarea desarrollada sin margen de dudas, acusaciones tan graves.

Si lo que ella dice es cierto, espero que la justicia actúe (si ella misma no realizó las denuncias,que manifiesta que están hechas, dd oficio) y que todos y cada una de las personas que hayan comprado los servicios sexuales de menores de edad, paguen con la cárcel. Porque ESE es el delito. La PEDOFILIA es la razón de todo esto y no si está mujer está loca, drogada o si ejerce la profesión más antigua del mundo.  (Y quizás por eso, sabe demasiadas cosas).

Coincido con algunas observaciones que leí: cuando Calu Rivero contó que se sintió incómoda con algunas actitudes por parte de Juan Darthés en las grabaciones de una novela, gran parte de las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, humanos y demás, por poco pidieron la lapidación del actor. ¿Qué ocurre que ante la catarata de denuncias sobre la actividad de pedofilia lanzadas contra personalidades del ambiente artístico, ninguna de estas entidades pide que se investigue si son reales o no?

¿Será que los menores de barrios pobres, de provincias, sin recursos ni dinero, muchas veces en total soledad, no merecen ser defendidos por la sociedad? ¿Será que, al no tener acceso a los medios, nadie se toma el trabajo de hablar por ellos? ¿Y por qué, cuando alguien lo hace, se descalifica por su actividad, su forma de vida, en vez de pedir una investigación sobre esas personalidades?

En lo personal, escucho, leo y espero que alguien del sistema judicial tenga las pelotas o los ovarios para ir a fondo con este tema, que no quede sólo en la red que involucra a un club de fútbol y que vaya más lejos en el tiempo, porque es evidente que esto no empezó ayer, ni hace un año ni hace cinco. Quizás, empezó hace tanto tiempo, que muy difícilmente quede alguien del medio sin resultar salpicado. Por acción, por omisión, o por proteger a alguien cercano.

domingo, 24 de diciembre de 2017

Yo te digo que existe, Aguer.



Leo un título por ahí, que monseñor Aguer dice que Papá Noel es un invento de una marca de gasrosas y un producto de la sociedad de consumo que te vuelve superficial y frívolo.

Ajá,  me imagino la enorme cantidad de padres católicos en medio de los shoppings, con los paquetes en los brazos, tirando todo al piso,  porque un cura les arruina la ilusión a los pibes.

Y me imagino reventar de un plumazo, siglos de tradición navideña, en donde festejamos el nacimiento del hijo de Dios, en donde ofrecemos en un regalo el cariño que tenemos hacia los demás.

Y yo le digo a Aguer que si, que Papá Noel existe. Primero porque es la derivación del San Nicolás de Bari, uno de los primeros obispos del cristianismo, cuya leyenda trascendió las fronteras a nivel mundial.

Existe en el mismo momento en que, al comprar ese regalito,  pensamos en la sonrisa y la satisfacción de quien lo recibe, en su alegría y en haber sido nosotros la vía para esas emociones.

Existe porque durante estos días el mundo entero se prepara para recibir "algo", no sólo el paquete envuelto de colores, sino la mirada, el beso, el abrazo de quien nos ama. Existe porque, más allá de algunas situaciones, es el momento del año en que queremos juntarnos a celebrar.

Gracias a la tecnología vamos viendo como se celebra la Navidad en cada rincón del mundo a medida que el planeta va girando y cambiando de hora, hasta que nos llega el momento a nosotros y levantar nuestras copas.

Existe, más allá de las guerras, de las razas, de las creencias, porque se crea o no en Dios, sea cristiano o no, no se pasa de largo por este evento y la alegría se contagia.

Existe porque cada 24 a la noche tengo a mi pequeña familia y puedo sonreír sabiendo que en el paquete hay algo que ellos quieren (¿ Sabes, Aguer,  lo que me cuesta conseguir la famosa camisa negra para mi mamá?).

El cristianismo tomó fechas paganas y las convirtió en festividades propias, para poder penetrar en loa pueblos conquistados y así imponerse a otras creencias. Fueron una buena escuela de marketing y ahora se quejan de que sus alumnos hagan lo mismo.

¡¡Viva Papá Noel!! ¡¡Viva la Navidad!!

viernes, 22 de diciembre de 2017

El balance de diciembre.

Me gusta, para estas fechas, agradecer todo lo bueno que me ocurrió durante el año. Y lo otro, también, porque me enseña a superarlo, a saber hasta dónde puedo llegar y cuáles son mis fuerzas.

Debo decir que fue un año particularmente veloz, como si los 365 días que nos antecedieron hubieran pasado más rápido, como en un sueño, y, de repente, estamos a dos días de Nochebuena,  deseándonos todos paz, amor, felicidad.

También que fue un año en que me permití dar un paso y descubrir que aún no es ni tiempo o no era la persona. Y reconocer que en otro momento, hubiera hecho hasta lo imposible por sostener un castillo de naipes en donde la única herida iba a ser yo. Aprendí.  Ya no quiero eso.

Fue un año en donde pude disfrutar de pequeñas cosas simples, sin presiones,  tomar aire, caminar y volver a tomar contacto con una parte de mí que había querido volver a meterse en un rincón.  No se lo permití.  No ME lo permití.  Porque esa parte y yo somos indivisibles. 

Aprendí a llevarme bien con mis demonios, a silenciarlos,  a ponerlos en su lugar y a que salgan cuando yo quiero o los necesito. Y también aprendí a sentarme con mis ángeles y negociar la parte en donde no voy a dejar que me traten como a una boluda .  Buena si, buenuda, nunca más.

Encontré un equilibrio interno y sonreí nuevamente,  escribí,  mucho, decanté con letras todo lo que llevaba por dentro y curé el corazón, el alma, porque leyendo eso que se iba armando me daba cuenta de todas las respuestas que no quería entender y estaban ahí, a la luz del sol.

Quiero agradecer a los nuevos amigos/seguidores/contactos, que se encuentran con una versión mía que quizás no puedan comprender, porque no conocen mi historia. De a poco, quizás, vayan teniendo rasgos de ella. A los que vinieron y se  fueron, también les agradezco porque me permitieron tomar decisiones y plantarme en mis convicciones. A los que no me toleraron, mientras reclamaban tolerancia, también les agradezco el enorme favor que me hicieron, porque me demostraron que no les importaba yo, les importaba que les diera la razón .  A los que vengan, no va a ser fácil, ya se los aclaro.

Gracias a los que están hace años, a los que fueron viendo mi transformación,  a los que me alientan a seguir, a los que se  ríen y lloran conmigo. A los que me bancan y aguantan. Gracias, de todo corazón, por estar otro año más del otro lado de la pantalla compartiendo cosas.

A la vida, gracias enormes, por tener a mis seres queridos conmigo,  por la Salud, el trabajo y la posibilidad de despertar cada mañana, que no es poco, de respirar, de sentir el  sol o la lluvia. De haber llegado hasta aquí y saber que puedo seguir un día más .  Gracias por darme la oportunidad de dar amor, de hacer algo por mi y por alguien más.

Feliz Nochebuena y Navidad a los 166 compañeros de ruta, a los no se cuantos que se perdieron en los caminos virtuales o reales. Brindo por todos, brindemos por quienes aún no han llegado, por lo que llevan sus maletas y aún no terminaron su viaje. Brindo porque tengamos paz y tolerancia y porque vuestros sueños se concreten en el momento exacto.

¡Felicidades!

miércoles, 20 de diciembre de 2017

A los cascoteadores que dicen defender los derechos de los jubilados y beneficiarios de AUH:

A los cascoteadores que dicen defender los derechos de los  jubilados y beneficiarios de AUH:

El año pasado, la dictadura "macrista" destinó 20.000 millones de pesos en el programa de devolución de IVA a jubilados, pensionados que cobrasen la suma de hasta dos jubilaciones mínimas y beneficiarios de la AHU, con un tope de 300 pesos mensuales, para las compras de comestibles, usando la tarjeta de débito que todos los bancos proveen a sus clientes  (sos cliente de un bano sólo por cobrar tu sueldo, jubilación ,  pensión, AUH, o lo que sea).


Pero resulta que de esos 20.000 millones, el Gobierno sólo pudo de volver 1.000 millones, porque el 94% de los beneficiarios NO APROVECHARON EL BENEFICIO. ¿Por qué?  Por qué los viejos o los responsables de los pibes NO USAN LA TARJETA DE DÉBITO,  porque retiran todo el dinero por cajero humano y pagan "cash".


Traduzco: los viejos y los pibes se PIERDEN 3.600 pesos POR AÑO, porque nadie se dedica a explicarles que hace MÁS DE UN AÑO tienen ese beneficio  (absolutamente comprobado porque mi madre todos los días 5 de cada mes  tiene depositados sus 300 pesos).


Hoy, como tantas otras veces, pasé a las 8 de la mañana por varios bancos y vi ya una larga fila de jubilados en las veredas, aguardando la hora de apertura,  para cobrar sus haberes. ¿Nadie les explica que NO TIENEN NECESIDAD de hacer eso? ¿Sufrir el frío, el calor, las horas de espera?


Alguien me dirá que los viejos son cabezones, que no hay forma de hacerles entender, que quieren ver la plata... Mirá,  si yo logré que mi mamá entendiera que  yo podía pasar por cualquier sucursal, en cualquier momento, a retirar el recibo y algo de efectivo para manejarse; que no es necesario exponerse no sólo al clima, sino a un asalto; que encima se beneficia con promociones que le devuelven el 10 o el 15% del total de la compra y que además el Gobierno le devuelve 300 pesos todos los meses, lo entiende cualquier adulto mayor.


Todos los hijos tenemos teléfonos modernos para bajarnos aplicaciones de todo tipo y color ¿No  podemos bajarnos la del Banco donde ellos cobran y mostrarles el movimiento de la cuenta? ¿Y que encima hasta pueden pagar servicios por ahí, a la hora que sea, sin tener que comerse una cola de varias horas? Si ellos tardaron 20 años en educarnos ¿No  podemos dedicarles un par de horas al mes para algo que los beneficia?


Y aca va la parte para los "furiosos defensores de la economía de nuestros adultos y niños" ¿Y si en vez  de romper espacios públicos, lastimar a servidores de la ley,  gritar pavadas y hacerse los superhéroes bananeros para correr a una cámara  de televisión para decir que los reprimen,  se tomaran un día a la semana para ir a un centro de jubilados, a PAMI, a sociedades de Fomento, comedores barriales y demás espacios para explicarles TODOS LOS BENEFICIOS QUE TIENEN y que se están perdiendo?


VEINTE MIL MILLONES DE PESOS, muchachos,  se lo comenzó a dar "Macri-gato", quedaron 19.000 sin ser utilizados.  ¿De quién es la culpa?

domingo, 10 de diciembre de 2017

Reflexión sobre la democracia.



Hoy hay varios temas que se conmemoran:  el regreso de la democracia y el día de los detechos humanos.

La democracia tan denostada, tan pedida, tan manoseada, la que hizo que el primer presidente tras el proceso tuviera que entregar el poder seis meses antes, la que seguía escribiendo en las paredes "que vuelvan las botas", la que hubo que cuidar tanto para no perderla. La que provocó diez años de un mismo presidente al que nadie había votado, que intentó reformar la ya reformada Constitución Nacional para obtener un tercer períodos,  la que tuvo que irse un 20 de diciembre por los techos,  dejando un país literalmente incendiado.

La misma del "que se vayan todos" pero votando a los mismos, la de los cinco presidentes en una semana, la del que tomó la papa que quemaba por tres meses y se quedó un año y medio, para llamar a elecciones tras dos muertes absurdas. La que no tuvo ballotage porque el candidato con más votos se bajó de la elección y quedó un desconocido con apenas el 22% de los votos.

La del doble comando, la del censo que paró al país de la forma más fúnebre,  la del no se hagan los rulos y la del 54%, la del "vamos por todo", la de las alianzas y estrategias para lograr llegar, la de las denuncias y los denunciados.  La que una mañana se despertó con la extraña muerte de un fiscal, la que otra mañana supo de bombas, explosiones y vuelos mortales.

La de los bailes, los circos y los payasos. La de la grieta y la de los fanáticos de ambos lados, porque de ambos lados de enceguecen y cascotean para ver quien grita más fuerte, quien tiene más razón. La misma que está volviendo a las bombas, a las amenazas, a las agresiones. La democracia de Julio López, de María Cash, de Fernando Lario. La que Agostina Sorich, Sofía Herrera y Fernanda Aguirre no podrán ejercer.

La democracia que debemos cuidar hasta de nosotros mismos, porque la ley es la única que tiene razón y no las miles de interpretaciones que se le hacen como si fuera un texto poético. La democracia que no se reduce a un hombre y nos abarca a todos los seres que pisamos este suelo.

Treinta cuatro años aún nos demuestran que nos falta mucho por crecer y para tener un país fuerte y realmente democrático.

Ni chupi, ni juego, ni pucho, ni falopa.



Según una notificación de Anses, 230.000  beneficios de la Asignación por Hijo podrían dejarse de pagar, ya que hace DOS AÑOS, los responsables de esos niños no han presentado la documentación obligatoria para que el pago de dicho programa de sostenga.https://arge-mpleos.blogspot.com/2017/12/anses-dara-de-baja-mas-de-230000.html?spref=fb


Allá lejos y hace tiempo se produjo un debate entre unos y otros miembros de "la grieta" por las palabras de alguien que dijo que los padres de los beneficiarios se gastaban el dinero en quiniela y cerveza. Ofendidos, le replicaron quienes creían que esas palabras eran discriminatorias hacia los más humildes,  poniéndose la capa para defender "el derecho de los niños " a percibirla .  Pero jamás olvidemos que el derecho de los niños se suele ver perjudicado por las mañas de los adultos "responsables", que leyendo las crónicas policiales de los medios veremos que de responsables no tienen mucho.


Alguien me cuenta la conversación escuchada en la fila de Anses entre dos "beneficiarias" que planeaban gastar el subsidio en perfumes y demás yerbas.  Y, pensando que la Asignación es PARA LOS CHICOS, da un poco de bronca.


Pero mas rabia dan esos padres a los que la inmadurez, la incapacidad, la comodidad, la indolencia, o lo que fuera, no se preocupan ni siquiera por conservar el subsidio para "pagarse los vicios". Luego,  cuando no lo perciban, veremos los reclamos, los gritos, las movilizaciones en protesta por la falta de sensibilidad social, los gritos y los malos tratos en las distintas dependencias de Anses, rompiendo muebles, pintando vidrios y frentes y perjudicando a los que viven, trabajan o circulan por las proximidades, insultando a los gobernantes de todas las formas imaginadas...y a la parva de reclamadores profesionales que nada tienen que ver con el problema,  pero siempre aparecen cuando se arma lío, sin reconocer ni una sola vez que ellos, y nadie más que ellos, fueron los únicos culpables de que se haya cortado el pago de la Asignación.


A estos "padres" ni siquiera les preocupa pagarle los números adeudados a la señora de la esquina, ni tener "pa'la birra", o comprarse el perfume de moda aunque los chicos no coman. Me pregunto, dadas las circunstancias,  cual es la capacidad que tienen para cuidar a esos chicos, si ni siquiera son capaces de llevarlos a una salita para obtener el certificado de salud (un papel sellado que dice que la criatura tiene sus vacunas obligatorias al día, nada del otro mundo) ni dirigirse a la escuela para que le den el certificado de ASISTENCIA (no se piden calificaciones ni el cumplimiento de metas pedagógicas, ni tampoco que haya tenido una conducta ejemplar, sólo que diga que el chico CONCURRIÓ al establecimiento).


¿Es mucho sacrificio para ellos llevarlos a un control? ¿Es pedirles algo imposible que un día acusan a la dependencia más cercana, hagan la fila y presenten los papeles? No se les pide que justifiquen en qué gastaron el dinero percibido (cosa que sí debería hacerse, para comprobar que el dinero fue utilizado para el bien del chico, aunque hayan pagado el pelotero para festejar el cumpleaños).


  Si se les piden dos cosas y no son capaces de cumplirlas, habría que evaluar la capacidad para estar a cargo de niños, implementar un programa dw tenencia responsable y, en último caso, quitarles la custodia para que de verdad, los únicos privilegiados sean los niños.

domingo, 26 de noviembre de 2017

Poniendo blanco sobre negro.



Por las razones que fueran, “la grieta” habita en nosotros indefectiblemente.  Se ha hecho carne en tal forma que no resiste análisis lógico,  no respeto, no piedad.


Cincuenta especialistas determinan que un joven muere ahogado en un río. Sus familiares y los detractores del Gobierno de turno insisten sobre la teoría de la desaparición forzada, culpando a una fuerza de seguridad por “represión” cuando cumplía una orden judicial, ya que un grupo manifestaba violentamente cortando una ruta nacional. Siguen apoyando la versión de quien afirmó falsamente haber visto como el joven era golpeado y subido a un vehículo, hechos que todas las pericias desestimaron.


Un submarino de la Armada Argentina deja de comunicarse y elementos de las fuerzas de distintos país es, con mejor tecnologías que el nuestro, se solidarizan en su búsqueda y en la de los 44 tripulantes que lo abordaban.  Pero salen a denostar a una de las fuerzas más profesionales del mundo, reprochando una guerra terminada hace 35 años e insultando a quienes informan la ayuda que se brinda. También se hacen especulaciones sobre posiblea teorías conspirativas, generando confusión y discordia. A eso, sumar audios en donde los “expertos de siempre” parecerían saber más que aquéllos que estudiaron durante años, tienen reconocimientos internacionales y trabajan de eso mismo de lo que todos opinamos sin saber.


En otro hecho en donde un grupo que hace años viene generando delitos, una fuerza de seguridad mata a una persona que tenía un revólver 22 o 38 (según quien informe), haciendo uso de algo llamado “defensa propia”. Sin embargo, se habla de represión otra vez, poniéndose en el lugar de quien quema casas, comercios, amenaza en claro enfrentamiento con la ley en base a un “reclamo ancestral”.  Ninguna muerte violenta es buena, pero se siguen usando términos setentosos,  para hechos que no tienen nada que ver con lo que pasó en Argentina entre 1976 Y 1983.


Creo que debemos barajar de nuevo y ponernos a pensar si defendemos delincuentes o si queremos que la ley sea algo a respetar. O, si no, nos convertimos todos en bestias salvajes, rompiendo lo que no nos gusta y quemando aquello que consideramos como propio, sólo porque nosotros creemos que es así.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Ara San Juan

No me quiero conformar.

 No quiero poner la señal de luto y decir que ya no están más.

 No me resigno a pensar que la solidaridad de tantos países fue en vano. O no, porque al menos sabemos que algo "pasó". O no porque hasta el rival más acérrimo nos ofreció su ayuda y nos hermanó en una misma esperanza: encontrarlos con vida.

El mensaje del ARA San Juan quizás sea ese, un mundo en paz, Unido, solidario. 


Pero quiero creer que van a emerger. 

Quiero pensar que van a salir a la superficie. 

 Quiero soñar que van a volver.

#AraSanJuan #Los44

martes, 21 de noviembre de 2017

La grieta llegó a Malvinas.



La desaparición del submarino ARA San Juan ha despertado la solidaridad internacional,  que envía naves para colaborar con su búsqueda o ruegan por la aparición con vida de los 44 tripulantes.

Sin embargo, algunas personas son como la serpiente de la fábula de La Fontaine,  que muerde al hombre que se compadeció de ella al verla casi congelada  y a punto de morir, llevándola a su casa y salvándole  la vida.

Las serpientes son Fernando Esteche,  ¿ex? Quebracho y Gabriel Solano, legislador por el Frente para la Izquierda, y el hombre es el usuario de Twitter "Falkland Islan" @Falklands_utd.

Desde esa cuenta se comunica la ayuda y las acciones que se realizan para rescatar el submarino perdido. Esteche y Solano se dedican a insultar en cada publicación, tratándolos de "piratas" entre otras cosas .

La “pelea” se mantiene a través de la red del pajarito porque el administrador de la cuenta no se queda atrás y le ha respondido a uno de ellos con un “peletudo” y, a partir de ahí, muchos argentinos en solidaridad, le están enseñando varias palabras para referirse a esto a dos “personajes”. “Salame, nabo, trosko con osde” son algunos de los calificativos que el señor kelper, repentinamente popular,  está aprendiendo a escribir para continuar esa disputa que mantiene con dos seres anacrónicos y rencorosos,  cuyo odio no ve el acto de compañerismo que están realizando.

Creo que debemos aprender de esta crisis que el mundo tam bien ayuda, más allá de que sean nuestros “enemigos” o que exista una situación de soberanía pendiente entre ambos. Hoy, lo que importa y Esteche y Solano no ven, son las 44 vidas que están en juego y ellos, los rivales, nos están ayudando desinteresadamente.