miércoles, 4 de agosto de 2010

¿Inconsciente colectivo?

            Desde hace algún tiempo, en nuestra ciudad ocurre algo muy extraño con el transporte de colectivos, simplemente los incendian. Aparecen los micros quemados, luego de haber sido retirados de circulación algunos y otros, los que más llaman la atención, luego de ser "retirados" de la misma cabecera de la empresa.


           Una, torpe ser humano lleno de defectos, piensa. Y se imagina la cabecera, en donde son guardadas las unidades, y cree que algún control debe haber. Que alguien cuida la entrada del lugar, que no debe ser pequeño. Que existe una persona que anota las entradas y salidas de micros. Porque hasta donde una sabe, cada omnibus tiene un horario de salida y llegada. Y de controlar eso, generalmente, se encarga una persona.

          Es muy raro que en estos tiempos de inseguridad, una empresa de transporte de pasajeros no posea personal de vigilancia. Máxime cuando ya han existido hechos de inseguridad similares. Más aún, cuando dicen que las empresas aseguradoras no pagan la siniestrabilidad por incendios.

         Si a un chofer se le solicita un carnet profesional, debe ser porque se necesita cierta habilidad para conducir semejante vehículo. Entonces una se pregunta cómo es posible que cualquier persona entre, pase, tome las llaves del micro, se suba, lo arranque y se lo lleve sin que nadie se dé cuenta. No se está hablando de una mechera que se roba un par de aerosoles de un supermercado. Se está hablando de un colectivo. Algo medio grande para que nadie note un movimiento extraño.

         Mientras tanto los usuarios pagaran una vez más. No sólo por el boleto. Pagarán ellos, nosotros, porque se corta la circulación de vehículos en horario nocturno. Por razones de seguridad. Convengamos que, en este caso en particular, la inseguridad no ocurrió durante el recorrido del mismo. Convengamos que, cuando hace un tiempo a un chofer lo agredieron clavándole una aguja en el cuello, no se realizó ninguna medida de seguridad. Convengamos que ahora quieren cambiar el sistema de pago. Convengamos que si un negocio no es rentable, como dicen los responsables de las líneas de colectivos, lo más inteligente sería que se dedicaran a otra cosa. Y, convengamos que desde que tengo uso de razón, en la ciudad de Mar del Plata, cuando se habla de transporte público de pasajeros, siempre suenan los mismos nombres al referirse a dueños, componentes o responsables de las empresas. Convengamos que una, torpe ser humano lleno de defectos, piensa.

2 comentarios:

  1. Cris, inconciente colectivo es el que cruza con las barreras bajas. Chiste!!

    ResponderEliminar