domingo, 27 de noviembre de 2011

Mujeres asesina(das)

Seguimos sumando vidas, o mejor dicho muertes. Siguen sumandose sillas vacías en torno de la mesa de las familias. El femicidio es parte de nuestras vidas y se ha instalado como una epidemia. Cuerpos quemados, mutilados, abusados, destrozados en su humanidad. También hostigamientos psicológicos o venganzas en el ser más amado, el golpe en donde más duele, el asesinato de un hijo.

Mujeres víctimas de una sociedad que aún no responde a los pedidos de ayuda. Una justicia que aún no encuentra la forma de que se respete una orden de restricción. Una sociedad que en muchos casos, mira para el costado y no se mete "en los problemas de pareja".

Cuatro mujeres asesinadas, una de ellas con apenitas 11 años, un ser inocente de los motivos por los cuales alguien, con nada en su cabeza, arrasó con su vida y con la de la amiga de su madre.

La locura es inevitable e incontrolable. No se puede estar en la cabeza de cada persona, ni adivinar qué es lo que va a hacer una persona despechada, descontrolada, posesiva, que no acepta que una relación de pareja llegó a su fin.

Desde este pequeño espacio reflexiono y sólo pido paz y justicia. Vivir en un mundo mejor. Que nuestros hijos puedan asistir al colegio y regresar con vida. Que si finalizamos una historia de amor, no se nos vuelva en contra. Que tengamos todas las herramientas necesarias para, no sólo denunciar, sino también exigir que esa persona no pueda llegar a nosotras, no por una semana o diez días, que no pueda tocarnos nunca más.

Basta de muertes absurdas, basta de creer que con un tiro, con un fósforo, con una pala, se puede demostrar que tenemos más fuerza o poder. Somos personas, no vivimos en la selva, con la ley del más apto. Que la ley creada por los hombres desde sus ideas, razonadas, y concebidas para el bien común, ganen la batalla contra la sinrazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario